Tipos de epidemias



¿Qué son las epidemias?

Una epidemia, también llamado brote epidémico para que produzca menos impacto en la sociedad, es una enfermedad que ataca a una población entera rápidamente  en un lapso de tiempo determinado, la cual anteriormente ya existía pero ahora se desarrolla en un número mayor de personas que lo usual. Pueden generarse por desastres naturales como tormentas tropicales, inundaciones, terremotos, entre otras, cabe resaltar que también pueden afectar a animales.

(Las epidemias son enfermedades que afectan a muchas personas en poco tiempo)

(Las epidemias son enfermedades que afectan a muchas personas en poco tiempo)

La palabra epidemia proviene del griego, “epi” significa “por sobre” y “demos”,  “pueblo”.  Podemos diferenciarla de la pandemia en la cual una enfermedad aumenta la cantidad de afectados y territorialmente se expande a varios o todos los continentes, y de la endemia en cuyo caso la enfermedad se mantiene regularmente en un mismo lugar y la situación no cambia con el transcurso del tiempo. Puede ocurrir que la enfermedad se expanda hacia otros lugares. En ese caso, la epidemia pasa a ser pandemia, en el caso contrario de que se disminuyó en número de personas y se concentre en un lugar determinado se transforma en endemia.

Para poder detectar cuándo estamos frente a una epidemia hay que tener en cuenta el número de afectados de una enfermedad determinada, en un lugar específico y luego la “incidencia” que hace referencia a cuántos casos nuevos hay en el mismo sitio por un lapso determinado. Si bien hoy en día se da menos que en el pasado por los avances en la medicina, hay factores que ayudan a su expansión como las guerras y los casos de desnutrición.

Algunos casos de epidemias

Se nombrarán a continuación distintos tipos de epidemia:

SIDA: más de 33 millones de personas en el mundo viven con esta enfermedad. Es de transmisión sexual, vía sanguínea, como transfusión de sangre no estudiada correctamente o por compartir agujas. Destruye el sistema inmune del afectado dejándolo desprotegido ante otros virus que terminan causándole la muerte. Hoy en día el fármaco “antirretrovirales” que se les da a los pacientes ayuda a prolongar su tiempo de vida. Actualmente hay más de 39 millones de infectados, en el 2012 se estima que fueron 4 millones y en consecuencia murieron 3 millones. En África se encuentra el mayor, siguiéndole Asia.



Tuberculosis: hoy en día más de 2000 millones de personas la tienen. En la Argentina mueren por año 800 personas a causa de la enfermedad. Afecta principalmente los pulmones pero puede extenderse hacia otros órganos.  Es provocada por una bacteria llamada mycobacterium tuberculosis. Se transmite por gotículas que genera el aparato respiratorio del infectado, es decir, cuando éste escupe, tose o estornuda. Si bien puede afectar a personas de cualquier edad suelen contagiarse aquellos cuyo sistema inmunológico está debilitado.

Los síntomas son: tos crónica, fiebre, pérdida de peso, sudor por las noches y esputo hemopático (es cuando la persona tose sangre en pequeña cantidad junto con flema) el tratamiento es de aproximadamente ocho meses y consta de varios medicamentos como etambutol y pirazinamida.

Malaria: se estima que actualmente por año 2000 a 5000 millones de infectados y más de un millón de muertes de los cuales la mayoría son niños y embarazadas.  Proviene del italiano “mala” mal “aria” aire, se lo llama también paludismo del latín “palus” que significa pantano. Es una enfermedad parasitaria porque es transmitida al humano por la picadura de un mosquito del género anopheles. Afecta al tejido hepático, luego la sangre y cuando esto ocurre aparecen los síntomas que son fiebre alta, nauseas, dolores de cabeza y debilitamiento. Si bien podemos encontrar casos en todo el mundo se da mayormente en zonas de clima tropical. El tratamiento depende del lugar geográfico y el tipo de plasmodium.

Influenza Estacional: más de 3 millones en el mundo la tienen, más de 300 mil por año mueren debido a ésta. Es una enfermedad viral contagiosa que afecta a personas de más de 65 años y suele darse en los países tropicales. Los síntomas son fiebre congestión nasal, tos seca, jaquecas y cansancio. Se contagia vía aérea cuando el infectado habla estornuda o tose. Los niños y los ancianos están propensos al contagio.

-Podemos encontrar aparte de esta otras como fiebre amarilla, meningitis, dengue, mal de llagas, tabaquismo.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.