Tipos de cirugías



¿Qué son las cirugías?

Se conoce actualmente como cirugía a la operación mecánica del sistema anatómico, con finalidades medicinales. Es una práctica que obtiene su desarrollo desde la Edad Media, y se fue perfeccionando a través de los siglos, tanto en importancia, como por la acumulación de resultados profesionales y por los avances en las inventivas quirúrgicas.

(Cirugía. Ilustración)

(Cirugía. Ilustración)

Clasificación de las cirugías

Las cirugías se pueden separar en tres grandes grupos e identificar distintas variantes de cada uno. A continuación se presenta cada una de ellas de forma detallada.

1. Cirugías según su localización:

Cirugías internas: es una técnica que resulta invasiva, ya que comprende la introducción en el organismo del individuo. Su ejecución puede dejar cicatrices visibles o no, siendo estas últimas imanes de posible surgimiento de complicaciones.

Cirugías externas: es uno de los casos que se encuentra en auge en la actualidad. Se trata del tipo de cirugía que se ejecuta en las capas cutáneas y en epitelios inferiores. Este proceso acontece en las cirugías plásticas.

2. Cirugías según su extensión:

Cirugías mayores: es la que se lleva a cabo con anestesia general y ayuda respiratoria. Se trata de una cirugía más sería y riesgosa, ya que puede presentar riesgo para la vida del sujeto, conllevando esto, una preparación psicológica previa y posterior, porque su rehabilitación puede tardar días o incluso semanas.

Dentro de este tipo de cirugías, caracterizada por la impregnación de alguna hendidura anatómica, se pueden realizar operaciones en diferentes zonas como el cráneo, abdomen, tórax o las extremidades.

Cirugías menores: es una cirugía simple y se identifica por no exhibir dificultades ni riegos a la vida del sujeto. Para la manipulación de los tejidos se aplica anestesia local, aunque puede también ser general.

A pesar de que se trata de un procedimiento menor, muchos individuos tienden a crearse preocupaciones y temores infundados. Las anomalías que se asisten con este tipo de cirugías suelen ser encarnaciones de uñas, el vaciado de infecciones cutáneas, pústulas, protuberancias sebáceas, verrugas, organismos extraños, llagas, quemaduras, entre otras.

3. Cirugías según su propósito:

Éstas suelen ser determinadas y diagnosticadas, su uso se efectúa para establecer la procedencia de cualesquiera indicios sintomatológicos. Ejemplo de esto es el caso de la laparotomía, una técnica quirúrgica a la que se recurre con el objetivo de abrir, inspeccionar y determinar una posible solución a complicaciones que se localicen en el cavidad abdominal del paciente.

Se clasifican en:



Cirugías curativas: la intención de esta intervención es retirar del organismo del paciente, la porción damnificada. Un ejemplo bastante normal y que se da con asiduidad, es la cirugía para extirpar el apéndice, denominada apendicetomía, que puede realizarse a partir de una técnica abierta o por laparoscopía.

Cirugías reparadoras: los objetivos principales de este tipo de intervención quirúrgica es la de regenerar u optimizar la funcionalidad y la apariencia corporal en las variadas heridas. Su utilización significa el fortalecimiento de zonas debilitadas, la corrección de imperfecciones de disposiciones anormales, producidas por inconvenientes hereditarios ya sean de desarrollo o de progreso físico, contusiones, infecciones, protuberancias o patologías. También es manipulada para ensamblar superficies aisladas, entre otras cosas.

Cirugías paliativas: se utiliza para calmar los síntomas de una enfermedad sin que ésta esté curada o en ocasiones en que no exista posibilidad de una cura, favorecer desde lo quirúrgico a la prolongación de la persistencia y a la vez suministrar al sujeto afectado una mayor y superior disposición para vida, que la que le brindaría el progreso original del padecimiento. Por ejemplo, la traqueostomía, que se efectúa con el fin de establecer una hendidura internamente en la tráquea a partir de un corte realizado en el cuello con la introducción de un conducto para posibilitar la respiración.

Cirugías cosméticas: la intención de esta intervención es optimar y perfeccionar el aspecto físico. Un ejemplo común es la lipoplastía, más conocida con el nombre de liposucción, tratándose de la grasa acumulada en exceso, puede desarrollarse en glúteos o abdomen entre algunos de los lugares posibles. La cirugía puramente estética de estas zonas reside en extirpar esa exuberancia sebácea.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.