Tipos de pipetas



¿Qué es una pipeta?

La pipeta es un instrumento volumétrico que permite medir con mucha precisión la cantidad de líquido existente en ese recipiente. Suelen ser de vidrio y se caracterizan por poseer una graduación, es decir, una serie de marcas grabadas que indican la cantidad de líquido que se encuentra dentro de la misma.

(Las pipetas permiten medir el líquido)

(Las pipetas permiten medir el líquido)

Clases de pipetas

Su clasificación se basa en la manera de determinar la cantidad de líquido que se encuentra dentro de la pipeta. Se puede dividir de la siguiente manera:

Pipetas aforadas o volumétricas: Son pipetas de alta precisión y se caracterizan por poseer una ampolla calibrada para un volumen único. Suelen tener solamente dos marcas para determinar el volumen del líquido en cuestión. Para esto se deja escurrir el líquido hasta llegar a la marca deseada. Se fabrican de tamaños variados, según la necesidad del comprador que la necesite.

Pipetas graduadas: se trata de pipetas recatas con marcas en sus costados que determinan el volumen del líquido que se quiere medir. Su precisión es menor que las pipetas aforadas y pueden medir entre un rango mínimo y máximo que contienen en sus dos extremos.

Se fabrican de diferentes materiales siendo las de vidrio las preferenciales por ser más limpias y fácil de remover todo el producto que se ha medido anteriormente. Estas pipetas pueden subdividirse en terminales o  subterminales, según la forma en que se encuentren graduadas.

Pipetas Pasteur: Se caracterizan por ser generalmente de plástico blando en uno de sus extremos, este en forma de ampolla, no suelen estar calibradas. Para su llenado se oprime el extremo que actúa como un succionador al ser retirada la opresión. Cuanto más se apriete esta ampolla, más líquido entrara en la pipeta



Pipetas de Shali: su utilización se encuentra en el campo principalmente de la medicina ya que determina la cantidad de hemoglobina que se encuentra en el líquido. Tiene una graduación correspondiente.

Pipetas de thoma: Está especialmente diseñada para contar glóbulos. Suelen ser de vidrios y cuanta con una graduación de más o menos 3 microlitros de incertidumbre. Se utilizan en los laboratorios de analítica clínica y cuenta, principalmente, eritrocitos y leucocitos.

Micropipetas: pueden absorber hasta 500 microlitros, es decir, están diseñadas para atraer pequeñas cantidades de líquido y no es necesario su lavado. Para esto se introduce una punta nueva cada vez que se usa.

Pipetas serológicas: Se requieren para absorber muestras de suero para analizarlo. Se caracterizan por tener las líneas de calibración comunes y las puntas también calibradas.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.