Tipos de pilas



¿Qué significa “pilas”?

El  concepto de pila, que es sinónimo de batería, hace referencia a una fuente de energía utilizable para ciertos objetos de carácter portátil. Es decir, que estas permiten el funcionamiento de todos aquellos elementos que necesitan de la electricidad para cumplir con sus objetivos. Técnicamente hablando, es un dispositivo cuya estructura permite la transformación de la energía química, contenida en sus componentes, en energía eléctrica.

(Pila. Ilustración)

(Pila. Ilustración)

Las pilas y su clasificación

Existen pilas de diferentes tipos, formas, colores, tamaños, capacidades, especialidades, funcionalidades, etc. Algunos ejemplos, son los siguiente:

  • No recargables: también llamadas primarias, son aquellas baterías que contienen una carga determinada, que al finalizarse deben desecharse. Es decir, su uso está limitado a la carga que esta contenga, y por supuesto, al uso que se le de al aparato que la utilice como fuente de energía. Técnicamente, esto sucede porque están compuestas de sistemas electroquímicos irreversibles. Generalmente, se caracterizan por tener una forma cilíndrica. Por ejemplo, las pilas (comunes) que usa un equipo de audio portátil.
  • Recargables: estas son el opuesto exacto de las nombradas anteriormente. Son también llamadas secundarias, y su principal característica es la posibilidad de volver a cargar sus sistemas cuantas veces sea requerido. En este caso, sus sistemas electroquímicos son totalmente reversibles. También suelen encontrarse con una forma cilíndrica, pero en general, se distinguen por poseer algún detalle en color verde para su rápida identificación. Estas son convenientes en el caso de las cámaras fotográficas, por ejemplo, donde, en su mayoría, la batería se agota rápidamente.
  • Secas: las incluidas en este grupo son las que están conformadas por elementos tales como litio, carbón, metal, níquel y alcalinas, entre otros. Estas son mayormente usadas para el funcionamiento de los artefactos electrónicos de uso domestico, es decir, por ejemplo: equipos de audio.
  • Húmedas: la característica más distintiva de estas es su composición a base de ácido. En este caso son el tipo de batería más usada para los autos, motos, camiones, tractores, y otros tipos de maquinaria; aunque también son muy usadas en algunos tipos de equipos electrónicos portátiles.
  • Doble A: al igual que la subsiguiente, esta clasificación está basada en un tamaño de pila. Dentro de las características físicas que estas poseen, podemos nombrar como las principales su altura de cincuenta milímetros y su diámetro de catorce milímetros; y en cuanto a su capacidad eléctrica, estas tienen un voltaje de 1,5V. A modo de ejemplo podemos decir que son las usadas para el control remoto de la televisión.
  • Triple A: estas son usadas para dispositivos más pequeños y con una corriente menor. Respecto a su estructura física podemos mencionar que tiene una altura de cuarenta y cuatro milímetros y medio; y un diámetro de diez milímetros y medio. Si bien su capacidad eléctrica se ve disminuida en tres veces sobre la pila doble A, esta también tiene un voltaje de 1,5V. Un ejemplo del uso que se le puede dar es para los dispositivos de MP3 mas antiguos que obtenían energía por este medio.
  • De reloj: son también llamadas pilas de botón y son usadas, como denota el nombre, fundamentalmente para relojes de muñeca. En este caso se trata de una pila con forma redonda y chata, encastrada en una funda metálica de la misma forma (compuesta de tapa y contratapa) donde una tapa conecta con el polo positivo y la otra con el negativo. Pueden encontrarse fabricadas de diferentes compuestos que serán específicos según el uso que se les vaya a dar. Otros objetos en los que pueden ser usadas son por ejemplo calculadoras y audífonos.


 

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.