Tipos de climas



¿Qué es el clima?

Al estado de las condiciones atmosféricas que alcanzan a un área en particular se lo conoce bajo el nombre de clima. El clima, a diferencia del “Tiempo”, que tiene que ver con la información de factores atmosféricos en un determinado período poco extenso, que puede ser un día, alude a datos más generales puesto que se toman como parámetro al menos treinta años.

Los especialistas identifican los siguientes tipos de climas:

De latitudes altas:

  • Montañosos: climas como estos se caracterizan por ser entre fríos y frescos y, además, presentan elevados porcentajes de humedad. Estos climas se ubican en las cadenas montañosas, en la zona más elevada de las montañas. Las condiciones atmosféricas montañosas se registran en cualquier parte del mundo, dentro de aquellas zonas montañosas que superen los 1200 metros de altura.
  • De casquetes de hielo: propio de las grandes extensiones de hielo, este clima se encuentra en zonas donde la latitud es de entre 60 o 90 grados. Además, en estas zonas la temperatura jamás supera los cero grados y llega a alcanzar los 60° C bajo cero. También se debe tener en cuenta que, a medida que la altura es mayor, la temperatura disminuye. Además de frío, el clima de casquetes de hielo, también conocido como polar, es seco puesto que las precipitaciones se dan muy ocasionalmente. Un clima de esta clase se registra en Groenlandia, así como también en los casquetes polares de la Antártida y del Ártico.
  • De la tundra: en estos climas, la estación de verano suele ser muy acotada puesto que las temperaturas que se perciben son sumamente bajas, alcanzando los 30° C bajo cero. Estos climas se caracterizan por contar con escazas nevadas y precipitaciones. Además, las zonas en las que este clima se hace presente tienen sus suelos congelados, excepto en el verano. El clima de la tundra se registra en los continentes de Asia, Europa así como también en América del Norte, principalmente en Rusia, Alaska, Siberia, Canadá, Suecia y Finlandia.
  • Sub-ártico marino: también conocido bajo el nombre de boreal, este clima se caracteriza por contar con variaciones estacionales sumamente extrema. Mientras que en invierno se registran temperaturas de hasta 40° C bajo cero, en el verano, que es acotado, las temperaturas trepan a los 30° C. Esta época del año, además, suele ser la estación en la que más llueve, mientras que los inviernos, que son más prolongados, son más secos. Un clima como este puede encontrarse en el norte canadiense, así como también en Alaska, en la zona escandinava e incluso en Siberia.

De latitudes medias:

  • Continental húmedo: este clima suele ubicarse en zonas cuya latitud norte es entre los 30 y los 55 grados. Las precipitaciones anuales superan los 800 mm, siendo el verano la estación con lluvias más intensas. Con respecto a las temperaturas, estas son, casi todo el año, frías. Además de ello, la amplitud térmica entre la estación más calurosa y la más fría es muy marcada. Mientras que en invierno se registran temperaturas de alrededor de los 10° C bajo cero, en verano pueden superar los 15° C. Por lo general, la vegetación que crece en este clima es el bosque. El clima continental húmedo suele encontrarse en el este y centro del continente europeo, así como también en varias partes de Estados Unidos, en el sur canadiense y en el este de países como Corea, Japón y China.
  • De desierto y estepas de latitudes medias: debido a las grandes distancias que los separan del océano, y la presencia de montañas en el medio del trayecto, estos climas se caracterizan por ser secos. Las zonas en las que se hace presente este clima son muy poco comunes en el mundo, siendo el desierto y la estepa próximos a la cordillera de Los Andes, uno de los pocos ejemplares en el mundo. Los desiertos y estepas de este tipo se encuentran entre los 30 y los 45° de latitud.
  • Mediterráneo: estos climas se ubican en zonas de entre 30 y 45° y se caracterizan por contar con inviernos húmedos con importantes precipitaciones, mientras que los veranos son mucho más secos y con temperaturas de hasta 40° C que suelen ser los causantes de las sequías que padecen las áreas con este clima. Además, los inviernos no son demasiado fríos sino que sus temperaturas son siempre por encima de los 0° C. Como su nombre indica, este clima es propio de las zonas que rodean al mar Mediterráneo.
  • Marino de la costa occidental: ubicados en zonas de entre 35° y 60° de latitud, climas como estos se caracterizan por ser sumamente lluviosos. Por año, se registran precipitaciones de hasta 1500 mm e incluso, en algunas zonas, se han medido 2000 mm. Si bien ninguna estación es árida, se identifica al verano como la etapa del año en la que menos llueve. Las temperaturas del clima marino de la costa occidental se caracterizan por ser frescas pero no extremas, de hecho, no suelen ubicarse por debajo de los 0° y su promedio es de entre 15° y 20° C. Este clima se encuentra, entre otros lugares, en las Islas Británicas, en Chile, en las costas occidentales estadounidenses, así como también en las costas orientales y occidentales del continente europeo.
  • Subtropical húmedo: climas como estos se identifican en zonas cuyas latitudes son de entre 20° y 35°. En ellos, se registran abundantes precipitaciones, que no bajan de los 800 mm y que llegan a alcanzar los 2000 mm en un año. En estos climas la estación con mayor humedad es el verano, mientras que en el invierno estas se reducen de forma significativa. Los huracanes, junto con las tormentas tropicales, suelen ser fenómenos comunes en el clima subtropical húmedo. Con respecto a las temperaturas, los veranos son cálidos, alcanzando temperaturas de 30°. Por otro lado, los inviernos tampoco son extremos, ya que no suelen registrarse temperaturas por debajo de los 0°. Este clima suele encontrarse en el este australiano, así como también en ciertas zonas de Estados Unidos, China, Brasil y Argentina.


De latitudes bajas:

  • Tropical seco-húmedo: los climas como este se ubican en zonas con latitudes de entre los 5 y los 20 grados. Su nombre se debe a los contrastes en cuanto a las precipitaciones que se dan a lo largo del año. Mientras que las épocas de sequía se registran en el invierno, las precipitaciones son propias del verano, en el que se registran cerca de 1200 mm, que es prácticamente todo lo que llueve en el año. La amplitud térmica anual es poco marcada; mientras que en invierno se encuentran por encima de los 8° C, en verano rondan en torno a los 25° C. Climas como este suelen encontrarse en el Sur de Asia, en el norte australiano, en las regiones amazónicas de Sudamérica y en las zonas africanas próximas al Ecuador.
  • Desértico de la costa occidental: estos climas se ubican en zonas cuya latitud es de entre los 15 y los 30 grados. En estos climas la amplitud térmica anual es poco marcada; mientras que en invierno las temperaturas superan los 10° C, en verano se ubican por encima de los 23° C. Además, se caracterizan por las abundantes precipitaciones, a tal punto que no se registra ninguna estación o mes del año seco.
  • Monzónico y de los vientos alisios en el litoral: comunes en territorios cuya altitud se ubica entre los 5° y los 25°, estos climas se caracterizan por ser húmedos y de elevadas temperaturas, así como también con estabilidad. De todas formas, se registran períodos de sequías y otros extremadamente lluviosos. Mientras que los primeros son más cortos y se dan en invierno, los segundos se dan en otoño y verano, y son más prolongados. Por año, las lluvias rondan los 2500 mm. La amplitud térmica anual suele ser poco marcada, puesto que las variaciones entre verano e invierno suelen ser de 5° C, siendo el promedio anual de unos 28° C. Otro rasgo propio de estos climas es que en la época de primavera se suelen registrar fuertes vientos. El clima Monzónico y de los vientos alisios en el litoral se encuentra en el noroeste australiano; en el suroeste de África; en el sureste de Asia así como también en El Caribe, Centroamérica y Sudamérica.
  • Ecuatorial húmedo: por lo general, estos climas se registran en zonas cuya latitud ronda los 10°. En estos, al ascender el aire cálido, se desatan fuertes lluvias, que alcanzan los 2500 mm anuales. Con respecto a las temperaturas, sueles ser elevadas y estables durante todo el año. Mientras que en verano rondan los 28° C, en invierno se ubican cerca de los 25° C. Además, la humedad es una constante en todas las estaciones del año. Por lo general, este clima se registra en Centroamérica, en el centro de África, en el sur asiático, en el norte de Australia y en ciertos países de América del Sur, como Perú, Brasil, Venezuela y Colombia.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.