Tipos de bebidas alcohólicas



¿Qué son las bebidas alcohólicas?

Cuando se habla de bebidas alcohólicas se hace referencia a un amplio grupo de sustancias que contienen, en mayor o menor medida, alcohol etílico o etanol, un compuesto químico que el cuerpo humano puede procesar con cierta facilidad.

(El consumo de bebidas alcohólicas puede ser perjudicial para la salud)

(El consumo de bebidas alcohólicas puede ser perjudicial para la salud)

El consumo de estas bebidas en exceso genera cambios en la conducta, y puede generar adicción y ser muy nocivo para la salud, pudiendo llevar hasta la muerte.

Bebidas alcohólicas: clasificación

Por ser un grupo tan variado, su clasificación no es una tarea fácil. De todas formas, hay numerosas características por las que se puede separar estas bebidas en grupos.

Elaboración

La primera y más amplia es la que utiliza como criterio su forma de elaboración:

A. Bebidas alcohólicas fermentadas: son todas las bebidas que se producen por medio de un mecanismo químico llamado fermentación, que consiste en el procesamiento del azúcar propio de los frutos, semillas o hierbas que se utilicen con bacterias de levadura para obtener alcohol. Se trata de las bebidas alcohólicas más antiguas y, en general, su graduación alcohólica, es decir, su concentración de alcohol, no es muy alta. Suelen oscilar entre los 5º y los 15º. En este grupo ubicamos a la cerveza, los vinos, la cidra, el champagne, entre muchos otros.

Los vinos fermentados se subdividen a su vez en:

  1. Vinos de boca, destinados al consumo humano,
  2. Vino rosado, con un característico color rosa,
  3. Vino tinto, de color oscuro y elaborado con uvas tintas,
  4. Vino blanco, amarillentos, obtenidos de uvas blancas o tintas, siempre que el mosto no haya entrado en contacto con los hollejos,
  5. Vino aloque, resultado de una mezcla de vinos tinto y blanco,
  6. Vino noble, que nunca recibió un agregado de azúcar.

B. Bebidas alcohólicas espirituosas: se trata de todas las sustancias obtenidas por medio del proceso de destilación, en el que se hierven jugos o mostos ya fermentados para separar el alcohol del agua y obtener así una mayor graduación alcohólica. Por esto en ocasiones también se las conoce como bebidas destiladas. Existen numerosos dispositivos para llevar a cabo este proceso. El resultado obtenido es una sustancia con mayor graduación alcohólica, casi siempre entre los 17 y los 45 grados. Entre los ejemplos de este conjunto encontramos el vodka, el whisky, el ron y muchas otras.

Las bebidas espirituosas se pueden clasificar así mismo en:



  1. Aguardiente: son todas las bebidas que se obtienen por destilación de un fermentado alcohólico, del cual obtienen el sabor y el aroma.
  2. Bebida alcohólica de agua y etanol: bebidas elaboradas únicamente por la mezcla de agua y alcohol etílico, como ocurre con el vodka.
  3. Bebidas de alcohol compuesto: el sabor de estas bebidas proviene de sustancias ajenas al vino o el aguardiente, que son añadidas tardíamente en la elaboración.

C. Bebidas alcohólicas fortificadas: también conocidas como bebidas generosas, son aquellas que se obtienen en primera instancia por fermentación, y luego reciben una fortificación con alcohol proveniente por lo general de una destilación. El objetivo de esta mezcla es conseguir el equilibrio de los sabores. Numerosos vinos fortificados conforman este grupo, como ocurre con el jerez, el oporto, el madeira y muchos más.

4. Licores y cremas: son bebidas que se elaboran utilizando azúcar, agua y un macerado de frutas o hierbas en alcohol. La variedad que compone este conjunto es inmensa, pues en cada región del mundo se elaboran diferentes licores, pero siempre la variedad dependerá del componente frutal o de hierbas que se utilice en la maceración.

Graduación alcohólica

Otra forma posible de clasificar a las bebidas alcohólicas es según la graduación que posean. Cabe recordar que cuando se habla de graduación alcohólica se refiere a la concentración de etanol en una bebida.

De esta forma, encontramos cuatro grupos:

  1. Bebidas alcohólicas ordinarias: con una graduación de hasta 20º o 25º.
  2. Bebidas alcohólicas semifinas: con un contenido de 25º a 35º de alcohol.
  3. Bebidas alcohólicas finas: ubicadas entre los 35º y los 40º.
  4. Bebidas alcohólicas extrafinas: con un grado mayor a los 55º.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.