Tipos de violencia intrafamiliar



¿Qué es la violencia intrafamiliar?

La violencia intrafamiliar es aquella que se ejerce entre los miembros de una familia y suele ser una de las variantes más comunes, aunque muchas veces por temor o vergüenza no se realicen las denuncias competentes ante la policía.

(Violencia intrafamiliar. Ilustración)

(Violencia intrafamiliar. Ilustración)

Existen diferentes  formas de ejercer esta violencia, ya sea minimizando, aislando, intimidando, acusando, negando, amenazando o bien, abusando física y emocionalmente de uno o varios miembros de la familia.

Formas de violencia intrafamiliar

Este rasgo de violencia posee muchas formas de desarrollarse teniendo en cuenta hacia quién está destinada y quién es el que la está empleando. Aparte consigue desplegarse de diferentes maneras, según el tipo de abuso que se utilice.

Violencia física: el agresor utiliza el miedo y la agresión, para de esta manera paralizar a su víctima, generándole algún daño corporal, ya sea con golpes, objetos que se encuentren en el lugar del hecho o armas. En la mayoría de los casos de violencia familiar, son los padres de familia los principales responsables de infligir este tipo de abuso, aunque también se pueden observar casos en donde las madres golpean a sus hijos y hasta a sus maridos. Habitualmente, se reconoce que el maltrato físico se encuentra íntegramente relacionado con el maltrato emocional.

Violencia emocional: tiene como objetivo fundamental lastimar y herir las emociones de la persona afectada, a través de humillaciones, amenazas, prohibiciones, insultos. Además de perturbar a la familia, genera que la autoestima decaiga al igual que la seguridad en sí mismo, tanto en quien la sufre, como de esos pequeños que suelen presenciarla.

Se caracteriza por infligir en los miembros de la familia la pérdida de confianza para eventualidades futuras y por la falta de amor.
Al relacionarse con las emociones de la persona afectada, el agresor también puede obrar mediante la imposición y manipulación de los mismos o queriéndose mostrar de forma protectora, a partir de técnicas, que involucran frases como “vamos a estar bien juntos, sino te amara no estaría acá con vos ahora” o “es por tu bien y el de nuestra familia”.

Violencia sexual: se determina cuando a un individuo se le exige tener relaciones o contacto del tipo sexual, sin que éste lo desee realmente. El objetivo del agresor es agraviar, ofender y dominar a la persona, exhibiéndose con violencia provocadora y ofensiva.
Pueden distinguirse tres clases:

  • Incesto: son los tipos de relaciones sexuales que se conciben entre familiares o parientes, es decir, personas que descienden de la misma sangre.
  • Abuso sexual: se produce cuando un sujeto le exige a otro que compense su necesidad sexual, ya sea con la exposición de sus genitales o tocando su cuerpo  en a pesar de que ésta no sea su voluntad. La violencia sexual se puede producir en situaciones de calle como en un ámbito de trabajo. El que provoca esta situación puede considerarse amigo, conocido o hasta familiar.
  • Violación: se considera violación sexual cuando una persona  se resiste a ser penetrada por algún objeto, dedos, o el pene, ya sea por  la vagina, el ano o la cavidad bucal, es decir sin pretender  que esto suceda verdaderamente. Es un hecho que encierra temor. Existe la posibilidad de que la víctima conozca a su provocador, teniendo éste posibilidades de mortificarla por un lado para que no haga la denuncia correspondiente.


Violencia económica: se relaciona con el abuso desmedido del dominio financiero en la casa familiar. En donde el sujeto que provoca este desequilibrio familiar impone sanciones de tipo financieras, privando a sus hijos/pareja de gozar de bienes materiales por la falta de dinero y también, no dejando que su pareja goce del beneficio del trabajo. Se generan situaciones de violencia a partir de esto tanto en público como en privado, tales como ofensas, elevación de la voz e insultos, amenazas, miedo e indiferencia, entre otras cosas.

Formas de maltrato

Violencia infantil: maltrato hacia el niño. Se pueden diferenciar tres clases:

  • Activa: el niño puede ser blanco de abuso sexual, físico o emocional.
  • Pasiva: se trata del abandono de persona, ya sea físico o emocional. O bien, chicos que son testigos del maltrato que se despliega en su hogar.

Violencia conyugal: violencia entre las relaciones sentimentales, en parejas. Se distinguen tres clases:

  • Maltrato hacia la mujer: del hombre hacía la mujer. Abuso físico, emocional, sexual, económico.
  • Violencia cruzada: cuando la violencia se ocasiona de forma mutua.
    Abuso físico, emocional, sexual, económico
  • Maltrato hacia el hombre: de la mujer hacía el hombre. Abuso físico, emocional, sexual, económico.

Maltrato a ancianos: maltrato hacia personas de la tercera edad. Se pueden observar:

  • Activa: maltrato físico, emocional, sexual, financiero.
  • Pasiva: abandono físico, abandono emocional.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.