Tipos de vientos



¿Qué significa “viento”?

El viento es un fenómeno climático caracterizado por el desplazamiento horizontal de las masas de aire, el cual está causado por las diferencias de presión atmosférica originadas en la variación de temperatura sobre las diversas partes de la superficie terrestre (porque las propiedades térmicas de las superficies terrestres y oceánicas no son iguales). Las masas de aire más caliente tienden a subir, mientras que las de aire más denso y frío tienden a descender.

(El viento es un fenómeno climático )

(El viento es un fenómeno climático)

El estudio de las características generales y particulares del viento tiene importantes aplicaciones, por ejemplo, puede ser relevante para la construcción de edificios altos o para el diseño de estaciones de generación de energía eólica. Dos son los parámetros básicos que describen a un viento son su intensidad, que suele medirse con la escala de Beaufort, y la dirección. Los vientos siempre se desplazan desde las zonas de alta presión hacia las zonas de baja, y su velocidad de circulación es proporcional a la diferencia en las presiones atmosféricas de los lugares entre los que está circulando.

Vientos: Tipificación

Para hacer una correcta tipificación de los vientos del mundo, es conveniente especificar primero cuál es el alcance del viento. Distinguimos así tres tipos básicos:

Vientos planetarios: son consecuencia del movimiento de rotación de la Tierra. Recorren grandes extensiones de la superficie terrestre, manteniendo siempre constante su dirección y transportando una buena cantidad de energía calórica.

Vientos regionales: son periódicos y estacionales. Su dirección no permanece constante, de hecho suele cambiar de acuerdo al momento del año, o hasta incluso de acuerdo a la hora del día.

Vientos locales: solo se sienten en una zona porque la forma de la Tierra o su situación con respecto a una masa de agua genera un movimiento de aire específico.

El viento según los planetarios

Los planetarios incluyen los siguientes tipos:

-Vientos alisios: Soplan desde los trópicos hacia el Ecuador. Al atravesar tanta superficie oceánica se llenan de humedad, provocando luego lluvias. El movimiento de rotación de la tierra determina su dirección constante: noroeste o sudoeste.

-Vientos contralisios: También soplan desde los trópicos, pero no hacia el Ecuador sino hacia los círculos polares. En este caso son vientos cálidos, pero también están cargados de humedad y producen lluvias.

-Vientos circumpolares: soplan desde los polos terrestres hacia los círculos polares. Son vientos extremadamente fríos, originados en la inclinación del eje terrestre.

Vientos regionales

Entre los vientos regionales se engloban los siguientes:



-Brisas: las oceánicas se producen en las costas de todo el mundo y provocan la diferencia de temperatura tan fuerte en esas partes, mientras que las continentales soplan en las regiones más alejadas de los mares y pueden provocar heladas. Cambian de dirección entre el día y la noche, generando ondas circulares.

-Ciclones: áreas de baja presión que atraen vientos con masas de aire que ascienden porque están más calientes que su entorno, o por estar empujadas hacia arriba (ciclones térmicos o dinámicos). En general, se trata de vientos arremolinados, húmedos y cálidos. En el hemisferio norte van de forma antihoraria, mientras que en el hemisferio sur lo hacen de forma horaria.

-Anticiclones: áreas de alta presión que expulsan vientos con masas de aire que descienden. Al igual que en el anterior, pueden hacerlo por cuestiones térmicas o dinámicas, pero en este caso, los vientos se caracterizan por ser fríos y no provocar mal tiempo. No traen precipitaciones, sí corrientes marinas.

-Monzones: al cambiar de temperatura más rápido que el agua, en verano el aire comienza ascender sobre la Tierra, provocando un área de baja presión. Se forma entonces un virtual ciclón estacional que en verano sopla de sur a norte, cargado de lluvias, mientras que en invierno son vientos del interior, fríos y secos. Aparecen solo en algunas regiones muy particulares, pero con patrones generales.

-Si bien los vientos locales pueden atribuirse al circuito anticiclón-ciclón, en este grupo existen muchos factores locales que determinan las particularidades en cuanto a intensidad y periodicidad de estos movimientos del aire. Las brisas marinas y del valle, así como los vientos catabáticos, son algunos ejemplos de estos vientos locales, que se registran en zonas como los Alpes, los Andes o el Mar Mediterráneo.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.