Tipos de verbos



¿Qué son los verbos?

Los verbos son las palabras que tienen como función expresar movimiento o acción. Es decir, el estado en que se encuentra un sujeto con respecto a una circunstancia, en un período de tiempo explícito. En su estructura semántica, enuncia un predicado completo, en donde la acción conjugada actúa como eje sintáctico de éste predicado. Se trata, en pocas palabras, del suplemento absoluto de la oración.

(Verbos. Ilustración)

(Verbos. Ilustración)

Clasificación de los verbos

Se pueden distinguir diferentes clasificaciones de los verbos:

  • Verbos auxiliares: se trata de aquellos verbos que no poseen significado propio, sino que su función reside en la fabricación de conexiones o conjugaciones de los demás vocablos. Ejemplo: “Ester había llegado de la escuela en compañía de una amiga” (verbo haber).
  • Verbos irregulares: son aquellos que no persiguen los patrones de las conjugaciones, que no tienen la intención de atesorar las bases de su infinito, es decir, cuando se conjugan estos verbos, se produce una alteración en la raíz del verbo al que pertenecen. Ejemplo: “Mariela advertía a Luis sobre posibles chaparrones aislados en la tarde”. (Verbo advertir, conjugado pierde la raíz, transformándose en el verbo advertía)
  • Verbos regulares: continúan el esquema de las conjugaciones. A diferencia de los irregulares, éstos mantienen la raíz y se caracterizan por poseer las terminaciones de la fusión conjugada a la que corresponden. Ejemplo: “No debemos temer a las propuestas inclusivas, que se originan en la organización de un grupo de trabajo de investigación” (verbo temer).
  • Verbos impersonales: se distinguen por ser aquellos que se utilizan en la tercera persona del singular y en infinitivo.
    Ejemplo: “En la comunidad boliviana, se acostumbra agradecer cuando llueve, ya que es de gran beneficencia para sus cultivos”. (Verbo llueve)
  • Verbos defectivos: se los diferencia porque poseen una conjugación verbal inconclusa, es decir, se nota la falta de ciertos tiempos verbales. Ejemplo: el verbo despavorir, solo puede utilizarse en algunas frases, ya que no posee una conjugación completa.
  • Verbos copulativos: también denominados atributos, son los verbos más reconocidos: ser y estar.  Se utilizan como conexión entre un individuo y una particularidad de éste, sin que se produzca una reforma del significado. Ejemplo:” El profesor de estadística es un hombre  inteligente, aunque nunca termino de entender su clase” (verbo ser – actuando como: es)
  • Verbos predicativos: se caracterizan por expresar las acciones, pasiones o estados emocionales o físicos en que se encuentra un sujeto. Ejemplo:” Marta estaba encantada con el sonido del acordeón que tocaba Pablo”.
  • Verbos transitivos: sucede cuando el accionar, se traslada a un individuo diferente del que lo instaura. Ejemplo:” Ellos se dedicaban a escribir revistas” (la acción de escribir, pasa a las revistas)
  • Verbos intransitivos: a diferencia de los transitivos, el accionar del individuo no se traslada hacia otro sujeto, sino que afecta de manera única al sujeto que la realiza.
    Ejemplo:” La familia vecina se va de vacaciones a Hong Kong”.
  • Verbos reflexivos: se especifican por reincidir sobre el propio sujeto que efectúa la acción. Ejemplo:” Cuando me sumerjo en la piscina, la sensación que experimento al sentir el agua sobre el rostro es incomparable a ninguna cosa”.
  • Verbos recíprocos: se engendran cuando se produce una compensación o intercambio de acciones entre dos o más sujetos u objetos. Ejemplo: “El presidente de Rusia, envió un comunicado al presidente de España para realizar una reunión, sin especificar el tema que van a abordar”.



Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.