Tipos de vendedores



¿Qué son los vendedores?

Un vendedor es una persona que se dedica a negociar objetos que produce, o a revender cosas que compra a terceros. Existen diferentes tipos de vendedores dependiendo de cuál sea el producto que ofrezca y cuál el método de ponerlo en el mercado.

(Vendedor. Ilustración)

(Vendedor. Ilustración)

Clases de vendedores

  • Vendedores mayoristas: Son los que se encargan de comprar determinados productos en grandes cantidades y a revenderlos, a un precio mayor, a los vendedores minoristas, que deben comprarlo al por mayor para obtener ganancia de la intermediación.
  • Vendedores minoristas: Son los que se encargan de la venta directa al público. Compran en producto en grandes cantidades a los vendedores minoristas y luego los revenden a precio de mercado, obteniendo la ganancia correspondiente por acercar el objeto a los compradores.
  • Vendedores técnicos: Son los también llamados ingenieros de ventas, y se encargan de vender productos que requieren un conocimiento sobre el tema. Es muy común encontrar este tipo de vendedores en los negocios relacionados a la computación, la mecánica automotor, y otras áreas en las que el bagaje sobre el producto ofrecido sea lo suficientemente necesario como para que ese mismo puesto no pueda ser ocupado por un empleado ignorante en la materia.
  • Vendedores repartidores: Son aquellos que se encargan no sólo de repartir el producto determinado sino también de venderlo, como son por ejemplo las empresas gasolineras o de venta de bebidas.
  • Vendedores promotores: Son los que se encargar de acaparar el grupo de los compradores detallistas, haciendo hincapié en las pequeñas diferencias que pueden o no atraer a un hipotético comprador con las características del anteriormente nombrado.
  • Vendedores por Internet: Son los que encargar de negociar productos sirviéndose de las redes sociales, de las páginas de Internet de venta libre, y de otras plataformas que les permiten ofrecer sus productos y llegar a los posibles compradores. En este último tiempo es un mercado que se extiendo a grandes rasgos. En este caso la clave reside en la capacidad del vendedor de generar confianza en su interlocutor para sellar la venta.
  • Vendedores de mostrador: Son los que se dedican a la atención al público, intervienen en la venta ante la consulta de los particulares, y si bien se considera que no son indispensables para el real funcionamiento del mercado, sí es cierto que sirven para remarcar el poderío del producto e interactuar con el hipotético comprador para intentar persuadirlo de realizar el negocio.
  • Vendedores ambulantes: Son aquellos que se dedican a la venta de productos elaborados en la calle. Generalmente abarcan el rubro de las frutas y las verduras, de los relojes, de los alimentos artesanales y otras minuciosidades fáciles de transportan y de incluir en el mercado con éxito.
  • Vendedores puerta a puerta: Son una escisión de los vendedores ambulantes. Solo que en vez de instalar un puesto en la calle o ir ofreciendo su producto, golpean las puertas de las casas buscando compradores. En este rubro se destacan también los vendedores de frutas y verduras, de pescados, de huevos, de leche –sobre todo en el pasado-, y de hielo, entre otros.



Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.