Tipos de vendajes



¿Qué son los vendajes?

El vendaje es un paño que se utiliza para cubrir posibles zonas afectadas en un cuerpo. Pueden ser desde heridas por cortaduras, fracturas o se pueden utilizar para compresión.

Formas de vendajes

Cumple varios roles: por un lado, el de mantener caliente la zona afectada y evitar el contacto con cualquier  agente externo, que pueda alterar la herida y causar infección. Pero también puede usarse para sujetar un apósito como para interrumpir una pérdida de sangre abrupta. Existen diferentes formas de sujetar las vendas al cuerpo y adecuarlas a la herida ocasionada, algunas de ellas son:

Vendaje circular: es un vendaje con función protectora. Se trata de rodear y cubrir con varias vueltas la zona afectada por heridas o dolores del tipo reumáticos. Como su nombre lo dice, se aplica de forma circular en zonas no muy grandes. Se utiliza para mantener inmovilizado una compresa en la frente, en cualquiera de las extremidades o para frenar una hemorragia.

(Vendaje en espiga)

(Vendaje en espiga)

Vendaje vuelta en ocho: se trata de trazar un ocho en el recorrido que se hace con la venda en la zona afectada. Básicamente se utiliza para aislar articulaciones, en el caso de haber sufrido una contusión en la rodilla, el codo, o el tobillo. Su ocupación es la de inmovilizar y proteger.

Vendaje espiral: suele empleárselo en las extremidades y en zonas de gran extensión. Se usa particularmente para sostener gasas o compresas. Se ubica con vueltas circulares y luego en forma de espiral, cada giro del vendaje envuelve solo un tramo de la vuelta anterior. Se realiza en piernas y antebrazos. Posee utiliza habitualmente, para resguardar  y sujetar las extremidades.



Vendaje capelina: se utiliza para vendar la cabeza. Se trata de cubrir toda la zona afectada con la utilización de dos vendas.  Cumple una función de compresión y resguardo.

Vendaje rígido: se recurre a este tipo de vendaje cuando se quiere inmovilizar por completo una zona. Como su nombre lo indica, cumple una función opresora, para mantener la superficie alterada, restringida de movimientos.

Vendaje blando: se emplea para contener cremas o medicamentos para la sanación del área afectada.

Vendaje en espiga: se emplea cuando la parte del organismo afectada posee estructura cilíndrica. Se trata, con este tipo de vendaje, de aplicar presión.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.