Tipos de valores humanos



¿Qué son los valores humanos?

Se denomina valor humano a todo aquello que hace que un hombre sea tal. Sin embargo, en la práctica esta expresión se utiliza para describir aquellas cosas que apuntan al ‘bien’, idea que, lejos de ser inmutable, es diferente en los distintos contextos históricos y sociales. Aun en el seno de una misma sociedad existen diferentes conceptos acerca de los valores humanos, lo que determina el surgimiento de gran cantidad de conflictos y contradicciones.

(Valores. Ilustración)

(Valores. Ilustración)

Suele escucharse de generaciones anteriores la queja de que los valores están ‘deteriorados’ u ‘olvidados’, pero es necesario remarcar que, en todo caso, lo que están es siendo reemplazados por otros nuevos. En la medida en que algunos valores puedan asumirse como generales (amor, respeto, solidaridad, estima), la cuestión pasa a ser el orden de los valores y la prioridad que cada uno le asigna.

Clasificación de los valores humanos

Los valores humanos son tan abarcativos que se debe hacer una diferenciación entre los valores terminales (estados o metas en la vida del individuo a los que se aspira a llegar), y los valores instrumentales (valoración en una sociedad determinada de ciertas conductas tomadas por las personas). Se puede, de todos modos, hacer una clasificación de los valores humanos, siempre recordando que todo ellos se sustentan en criterios socioculturales particulares y propios de cada época y lugar.

-Valores religiosos: permiten alcanzar la dimensión de un mundo en el que prima el bien y lo sagrado. Trascienden a una religión en particular, por lo que se podrían uniformar en lo que respecta a la constancia y a la fidelidad, a satisfacer la necesidad de autorrealización del ser humano. Son objeto de estudio de la teología.

-Valores biológicos: objetivamente puede decirse que buscan la salud física para la subsistencia (búsqueda inherente al ser humano) y seguramente se traduzcan en todos los casos en la búsqueda del bienestar. Tienen que ver con la alimentación, con la actividad física, con la higiene y con la satisfacción de las necesidades fisiológicas. La medicina y otras especialidades se encargan de estudiarlos.

-Valores sociales: pueden ser encarados de distintas maneras, con objetivos tanto de pertenencia a grupos sociales como de requerimientos básicos para vivir en sociedad. En algunos casos son valores pertinentes para la ocupación de cargos políticos de representación. El concepto es muy amplio y algo difuso, sin embargo, siempre tiene que ver con la capacidad de interacción y con la relación de un individuo con la sociedad que integra.



Valores económicos: tal vez los que menos relación tienen con el hombre en sí mismo y mayor con las convenciones que ha pensado el hombre para vivir en sociedad, los valores económicos aparecen en la capacidad de adquirir las cosas a las que la sociedad les ha asignado un importante valor. Estas ‘cosas’ son bienes o servicios, que representan necesidades para las personas.

-Valores morales: aparecen en la búsqueda del crecimiento en la integridad de la persona. Su verdadero significado a menudo representa una discusión filosófica, y bien podría decirse que en algún momento estos valores eran equivalentes a los religiosos. En términos de ética, los valores morales probablemente sean los que se orientan a la búsqueda de la felicidad a partir de decisiones tomadas en libertad.

Valores afectivos: satisfacen la necesidad que tiene el hombre de entablar relaciones de amor. Las manifestaciones de afecto responden a necesidades absolutamente propias del ser humano, y nada concernientes a su vida en sociedad.

Valores intelectuales: Aparecen en la búsqueda de la verdad y de la incorporación de diversos conocimientos. La razón es el valor intelectual principal.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.