Tipos de tuercas



¿Qué son las tuercas?

Se denomina tuerca a un objeto con forma cilíndrica con un orificio en el centro, en el mismo se puede apreciar una forma de rosca donde se suele acoplar un tornillo. Su función principal es ajustar y sujetar elementos desmontables.

(Las tuercas se usan para ajustar cosas desmontables)

(Las tuercas se usan para ajustar cosas desmontables)

Las tuercas se producen con maquinarias especializadas y generalmente se agrega una arandela a la unión para que el elemento a unir se fije mejor. Su tamaño se encuentra estandarizado ya que debe acoplarse con los tornillos.

Características de las tuercas

Se puede apreciar cuatro características para identificar los tipos de tuercas:

  1. El número de caras que posee. Generalmente suelen ser hexagonales, es decir de seis caras, aunque también son muy comunes las tuercas de cuatro caras.
  2. El grosor de la tuerca.
  3. El diámetro del tornillo, no significa que sea el diámetro del agujero en cuestión, sino el existente entra las roscas de la tuerca, ese es el diámetro a tener en cuenta.
  4. El tipo de rosca. Hace referencia, una vez más, al tornillo al cual se acopla ya que este determina la tuerca se deberá utilizar.

Además del tornillo, las tuercas necesitan otra herramienta para su funcionamiento, en este caso para ajustarlas. Si bien pueden ajustarse de forma manual, es conveniente el uso de un elemento especial para que su fijado sea mejor. En estos casos entra en acción las llamadas llaves de boca fija. Si lo que se desea es un ajuste con una tuerca especial, se utiliza un par de apriete exacto: una llave dinamométrica.

Algunos modelos de tuercas

Pueden existir múltiples tipos de tuercas ya que su variedad dependen del tornillo en cuestión, las caras que contenga y las restantes características anteriormente expuestas. Pueden encontrarse las siguientes:

Tuerca hexagonal remachable: Se utiliza para la fijación mecánica en aquellas aplicaciones que sólo tienen acceso por un lado pero que necesitan un ajustado duradero y fuerte. Es ideal para ajustar planchas de metal fino, plásticos, tubos, etc. Como resultado se obtiene un remachado liso y súper resistente.



Tuerca cuadrada: se caracteriza por contar con cuatro lados o caras y a diferencia de la hexagonal, esta se encuentra en mayor contacto con la pieza que sujeta, por lo que ofrecen una mayor resistencia a la distensión y la torsión.

Tuercas divididas: cuenta con dos elementos que se unen para sujetar el elemento que se quiera o el tornillo. Se utiliza en algunos sistemas de posicionamiento como por el ejemplo en el caso del tornillo principal de un torno.

Tuerca mariposa: Su característica principal es la existencia de dos alas o asas dispuestas hacia arriba, con el fin de permitir la manipulación de la misma para poder ser ajustadas manualmente. Pueden encontrase también con el nombre de tuerca palomilla, su función es la misma: facilitar el ajuste sin necesidad de utilizar herramientas.

Tuerca de seguridad: este tipo de tuerca esta especialmente diseñada para que una vez ajustada, esta no se afloje. Tiene un diseño único que asegura su resistencia. Pueden encontrarse bajo el nombre de tuerca inaflojable y tiene la misma característica.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.