Tipos de tórax



¿Qué significa tórax?

El tórax, también conocido como caja torácica, es la parte de la fisionomía humana que se halla en la parte superior del plexo solar, sosteniéndose entre la base del cuello y el comienzo del diafragma.

(Tórax. Ilustración)

(Tórax. Ilustración) 

Es el sector más ancho del cuerpo, compuesto por los huesos que recubren y protegen al corazón, a los pulmones y a los vasos sanguíneos más importantes para la vida humana.

Clases de tórax

Algunos de los tipos de tórax son los siguientes:

Tórax normal: Es el punto de partida para considerar el análisis de los otros tipos de tórax. La formación de la unión entre las costillas y la columna vertebral dorsal es armónica, y el esternón no sobresale ni se muestra aplanado en su constitución. La mayoría de las personas posee una caja torácica normal, aunque durante la etapa de la pubertad podrían desarrollar un tórax alargado. La posibilidad de recaer en una caja torácica ancha se agota, en la mayoría de los casos, en la infancia.

Tórax ancho: Es aquel que se caracteriza por expandir su tamaño hacia los costados, y no hacia arriba o hacia abajo. Generalmente se considera uno de los tipos de tórax normal, y que no reviste patología alguna, aunque su desarrollo debe ser controlado ya que una expansión desmedida podría provocar un aplastamiento de los pulmones o del corazón, ya que cuanto más se expande la caja torácica hacia los márgenes, más se comprimen los músculos, pudiéndose generar así un efecto contraproducente y que los huesos que deberían recubrir el corazón y los pulmones terminen perjudicando órganos vitales.

El tórax ancho es un síntoma común en los bebés prematuros, toda vez que el tórax es uno de los últimos huesos del cuerpo que termina de desarrollarse con normalidad. Las consecuencias de una caja torácica ancha pueden ser una espalda gruesa, una voz ronca y en circunstancias también una estatura más baja que el promedio.

Tórax largo: Es el que, en contraposición al tórax ancho, se distingue por su altura. También es considerado uno de los tipos normales de tórax, y genera una espalda más estrecha, una menor capacidad torácica, y por consiguiente una voz más chillona, y un almacenamiento de aire restringido en los pulmones.



El tórax largo se desarrolla en la adolescencia, tiempo en el que el cuerpo humano desarrolla su crecimiento y forma su fisionomía, no tiene efectos contraproducentes o secundarios, aunque si puede generar una pérdida de línea en el cuerpo, y la verticalidad de la persona. Se sabe, cuanto más alto sea el cuerpo, menor rigidez de equilibrio tendrá.

Tórax paralítico: Es una patología común en las personas que presentan severos casos de desnutrición. Es conocido también como caja torácica aplanada, o tórax en espiración perpetua. Las enfermedades crónicas como la tuberculosis pulmonar pueden generar el tórax paralítico. Es una malformación que puede influir en el correcto funcionamiento de los pulmones y del corazón, además de provocar desvíos en la columna vertebral.

Tórax raquítico: Se desarrolla cuando la caja torácica se achica y sobresale el esternón, generando el “pecho de paloma”. Puede darse por una enfermedad que afecte directamente a los huesos, como la artritis, la artrosis o el cáncer, o bien como uno de los estadios de un tórax paralítico por anemia, bulimia o desnutrición en cualquier de sus fases.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.