Tipos de tipografía



¿Qué significa “Tipografía”?

Diferente a la acepción que probablemente le daría cualquiera de nosotros, la tipografía es considerada un arte de las más viejas épocas; donde la escritura y la impresión eran absolutamente diferentes. Y consiste justamente en la técnica vinculada con la impresión de textos o dibujos, utilizando los denominados tipos o moldes en relieve que, luego de colocarles tinta, se colocan sobre papel.

(Tipografía. Ilustración)

(Tipografía. Ilustración)

Dada la ausencia de la impresora, las impresiones necesarias se realizaban a través de huellas, llamadas tipo, en plomo. De esta manera, se establece como el arte de realizar los tipos, de utilizar de manera correcta el material para imprimir y lograr un fin predeterminado.  Para poder ejercerlo, era imprescindible tener la habilidad de organizar los tipos de manera entendible, repartir los espacios y colocar las letras en forma pareja.

Clasificación de tipografía

La tipografía puede ser clasificada según dos parámetros; uno de ellos es desde el punto de vista histórico, es decir, toma como referencia su momento de creación. El segundo se trata de dividirlas según su forma.

Parámetro histórico

  • Veneciano: podemos encontrarlo también como humanístico. Entran dentro de esta clasificación las que fueron creadas en Italia en la ciudad de Mestre (en las afueras de Venecia), o bien las que se derivan de las originalmente creadas allí mediante imitaciones. Este tipo de letra surgió un tiempo después de la creación de la imprenta.
  • Antiguo: también pueden encontrarse como romanos, y son parte de este grupo aquellas creadas y utilizadas por Manucio y sus posteriores derivados. Suelen ser más estéticas y refinadas que las anteriores. Su origen data del año 1490 aproximadamente.
  • De transición: técnicamente podemos distinguirlas por tener un ápice en forma goteada, y presentar minúsculas más altas. Fueron constituidas en la época de la revolución industrial que tuvo lugar en Inglaterra a fines del siglo XVIII. Su derivado más conocido hoy en día es quizás la llamada “Times New Roman”.
  • Moderno: se trata de la que presenta mayor grado de formalidad, dado por el contraste que se observa entre los trazos, por una modulación más profunda, y una mayor nitidez. El primer modelo de estas fue creado en el año 1784.
  • Egipcios: son característicos sus rasgos más bien achatados, y la presentación de una estructura de una sola línea (o monolineal). Intentan causar sorpresa o impacto a través de la exacerbación de sus remates. Datan de los inicios del siglo XIX.


Parámetro por forma

  • Serif: se llama serifas a todas aquellas que contienen una terminación específica en cada extremo de la letra. En general, se trata de una pequeña línea horizontal que aparece al finalizar las líneas verticales o diagonales que conforman el signo. Su fin es facilitar la lectura generando menos cansancio ocular, dado que genera la ilusión visual de la existencia de un renglón.
  • Sans – serif: por el contrario a las anteriores, su característica fundamental reside en la inexistencia de remates o serifas. Cabe destacar que no es solo la ausencia de serifas, sino que también la ausencia de cualquier tipo de terminación la que las destaca. Por más que hoy en día acostumbremos a usarlas, no son consideradas las indicadas para textos de mayor longitud dado que pueden cansar la vista con mayor facilidad.
(Diferencia entre Serif y Sans-Serif)

(Diferencia entre Serif y Sans-Serif)

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.