Tipos de sustancias



¿Qué son las  sustancias?

Cuando se habla de sustancias se hace referencia a la materia en general. Absolutamente todo lo que nos rodea y nos conforma es el producto de la combinación de innumerables sustancias.

(Todo lo que nos rodea contiene sustancias)

(Todo lo que nos rodea contiene sustancias)

Sustancias: algunas clasificaciones

Por tratarse de un grupo tan amplio, es posible clasificarlas de diferentes maneras. Algunas de ellas son las siguientes.

A. Según su estado de agregación: el estado de agregación es la forma en la que se encuentra la materia en la naturaleza.

Encontramos tres formas:

  1. Sustancias sólidas: son aquellas que en su estado natural no pueden ser comprimidas ni se adaptan a un recipiente que las contenga. A nivel molecular, las partículas que componen estos elementos se encuentran muy juntas, de modo que no pueden desplazarse una sobre otra. En este grupo encontramos, por ejemplo, al hielo, la madera, la mayoría de los metales entre muchos otros.
  2. Sustancias líquidas: se trata de todas las sustancias que no son compresibles, pero toman la forma de sus recipientes. Las moléculas en este caso se encuentran un poco más libres, de forma que pueden moverse. El más importante de los componentes de esta división es el agua líquida, pero también hay muchos otros, como las bebidas, algunos combustibles, etc.
  3. Sustancias gaseosas: consisten en el mayor grado de libertad molecular para el movimiento. Estos compuestos pueden ser comprimidos por presión y se adaptan a la forma de la cavidad que lo contiene. Aquí encontramos como ejemplo al gas metano, que se utiliza en los hogares para cocina y calefacción; componentes de la atmósfera como el oxígeno y el hidrógeno y muchos otros.

Cabe mencionar que, aunque en la naturaleza la mayoría de los elementos se encuentran en uno de estos estados (con excepción del agua, que puede hallarse en los tres estados como hielo, agua líquida y vapor), por efecto de la temperatura y la presión es posible pasar una sustancia de un estado a otro.

B. Según su composición: de acuerdo a la cantidad y a las características de sus componentes, las sustancias se pueden clasificar en:

-Sustancias simples: están formadas por un único constituyente, como puede ocurrir, a modo de ejemplo, con el agua destilada, el oxígeno o el carbón.

A su vez estos elementos pueden ser:

  1. Orgánicos: característicos de los organismos vivos, contienen por lo general compuestos carbonados. Se caracterizan por descomponerse con el tiempo y la acción de bacterias u hongos.
  2. Inorgánicos: no pertenecientes exclusivamente al reino de la vida, aunque también pueden hallarse en organismos bióticos.


Al mismo tiempo, las sustancias simples pueden agruparse de acuerdo a su estructura molecular en dos conjuntos:

  1. Sustancias polares: su organización molecular en el espacio es tal que genera una diferencia de cargas eléctricas llamado momento dipolar. El elemento polar por excelencia es el agua. De allí que todas las sustancias polares sean solubles en agua.
  2. Sustancias no polares: las características atómicas o la conformación en el espacio hacen que la molécula carezca de momento dipolar. Así, no serán solubles en agua, pero sí en líquidos no polares, como ser un aceite.

-Sustancias compuestas: se constituyen por la suma de dos o más sustancias simples. Según el aspecto y la forma que tomen luego de la mezcla se pueden clasificar en:

  1. Sistemas heterogéneos: a la vista presentan dos o más fases o capas. Los elementos utilizados para la elaboración no se mezclan, de forma tal que es posible diferenciarlos.
  2. Sistemas homogéneos: en ellos las sustancias reunidas son miscibles, de modo tal que solo presentan una única capa. Se clasifican a su vez en dos grupos:
    • Soluciones: formadas por la disolución de un sólido o líquido llamado soluto en otro por lo general más abundante denominado solvente. Como los solventes tienen una capacidad máxima de disolución, si se agrega una cantidad excesiva de soluto, éste se precipitará en el recipiente dando como resultado un sistema heterogéneo. Las soluciones pueden encontrarse en cualquiera de los tres estados de agregación, sólido, líquido o gaseoso. La relación entre la cantidad de soluto y la de solvente se expresa en la concentración de la solución.
    • Coloides: algunas sustancias, como consecuencia de sus características conformacionales, al mezclarse con un solvente forman una sustancia con la consistencia de un gel.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.