Tipos de solventes



Los solventes, también conocidos bajo el nombre de “disolventes”, son sustancias que permiten la dispersión de otra en ésta, siempre a nivel molecular o iónico, para que, de esta manera, se efectúe la solución, disolviendo al soluto, y se encuentra en una proporción superior.

La interacción de las moléculas del solvente con las del soluto se le conoce bajo el nombre de “solvatación”.

Clasificación de los solventes

Los solventes se pueden clasificar de acuerdo a su polaridad:

1. Solventes polares: se trata de sustancias en las que la distribución de la nube electrónica se caracteriza por su asimetría y que contiene moléculas con polo tanto positivo como negativo, distanciados y que mantienen interacciones electrostáticas entre los dipolos. Esto se observa por ejemplo en el agua, que es el solvente universal. Estos solventes se pueden subdividir en:

  • Solventes próticos: que tienen un enlace OH o NH, como el agua (H-O-H), el etanol (CH3-CH2-OH) y ácido acético[CH3-C(=O)OH].
  • Solventes apróticos: no tienen enlaces OH o NH, por lo que no dan ni reciben electrones, como la acetona (CH3-C(=O)-CH3)y el THF o tetrahidrofurano.

2. Solventes apolares: por lo general se trata de sustancias orgánicas, en las que distribución de la nube electrónica no es asimétrica, como en el caso anterior, sino simétrica. Esto trae como consecuencia la falta de polaridad, es por ellos que se habla de sustancias dipolo permanentes.

Dentro de la configuración geométrica de la molécula se hallan los enlaces polares. Disuelven las sustancias apolares por interacciones entre dipolos inducidos. Compuestos como el dietiléter, tolueno, cetonas o ciclohexano son claros ejemplos de solventes apolares.

El cloroformo cuenta con una cualidad particular, puesto a que los tres cloros de carga negativa producen que el carbono tenga carga positiva, mientras que la del hidrógeno sea carga parcial negativa. Es por ello que cuenta con una cierta polaridad.

De acuerdo a su naturaleza química se identifican los siguientes solventes:

Solventes orgánicos: se trata de aquellos compuestos orgánicos volátiles que son usados de manera individual o en una mezcla con otros compuestos, sin que esto genere modificación alguna, para disolver elementos como materias primas, productos o residuos, para limpiar, entre otras cosas.

Se clasifican según su composición química:

Hidrocarburos: el carbono es el núcleo básico elemental de este solvente, así como también el hidrógeno (CH4). Ambos pueden ser de manera saturada o no, conformando de esta manera cadenas abiertas o cerradas que cuentan con derivados.

De esta manera, se sustituye un hidrógeno por un determinado grupo funcional o bien, por átomos de elementos halógenos, como pueden ser, entre otros ejemplos, el flúor o el yodo. Dentro de este tipo podemos encontrar:

-Los simples:

  • De cadena abierta saturados
  • Cíclicos saturados
  • Cíclicos no saturados


-Los derivados: estos reemplazan alguna partícula de hidrógeno por cierto grupo funcional, que pueden ser los siguientes:

  • Alcoholes
  • Éteres
  • Ésteres
  • Aldehídos
  • Cetonas

No hidrcarburos: en este caso, su elemento básico no se trata del hidruro de carbono sino que se halla el disulfuro de carbono (CS2)

Otra clasificación

También se puede diferenciar a los solventes entre:

(Solventes. Ilustración)

(Solventes. Ilustración)

  • Puros: se trata de los solventes que se encuentran conformados únicamente por un único compuesto químico
  • Simples: estos, en cambio, pueden contar con ciertas impurezas provenientes de otro compuesto que se encuentre en un solvente no puro.
  • Compuestos o mezclas: en este caso tienen mezclas de diversos solventes de manera intencional, que depende de la utilización que se le dará.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.