Tipos de semillas



¿Qué son las semillas?

Las semillas son aquella parte de una planta ya existente capaz de ser fuente de la creación de una nueva planta del mismo tipo. Es así que si se da la combinación de factores y condiciones necesarias, el embrión contenido dentro de estas dará lugar a otra planta.

(Hay distintos tipos de semillas)

(Hay distintos tipos de semillas)

Su tamaño puede variar según de que se trate, así como también podrá ser diferente su color, contextura, tipo de tegumento (o piel), etc. El proceso de reproducción mediante este elemento puede darse de diferentes formas, en muchos casos las semillas se trasladan producto del viento u otros factores climáticos depositándose en la tierra. Pero también existe aquel en el que la intervención humana es fundamental, es decir, la plantación intencional de las semillas.

Es importante aclarar para su posterior clasificación que las semillas pueden ser monocotiledóneas, formadas por un único cotiledón; o bien dicotiledóneas, en cuyo caso estarán conformadas por dos cotiledones.

Clasificación de las semillas

Si bien no es fácil de establecer una clasificación determinada de estas que no sea tomando por parámetro la planta a la cual dan origen, a continuación se describen la más tomada por el área de la botánica según la sustancia que contienen.



  • Endospermadas: también se las puede encontrar mencionadas como albuminas, dado que las sustancias que contienen la reserva se conocen como Endosperma o Albúmen. Estas son formadas a partir de un proceso de doble fecundación, por el cual se recibieron dos cadenas de cromosomas por parte de la madre y una sola por parte del padre (tejido triploide). Este tipo de sustancias permanecen en la semilla a lo largo de su maduración e inclusive al ser ya maduras.
  • Exalbuminadas: en este caso la reserva se da en los cotiledones y se puede dar si únicamente son de tipo diploides, es decir, si contienen dos cotiledones o dos cadenas cromosómicas pertenecientes cada una a un padre o madre de diferentes sexos. Producto de las sustancias que guardan, los cotiledones sufren modificaciones en su conformación volviéndose por ejemplo más carnosos o tiernos.
  • Perispermadas: se trata de aquellas que guardan la reserva en la sustancia llamada perisperma, la cual también tiene una conformación cromosómica de dos cadenas pertenecientes exclusivamente a la madre. Esta sustancia es considerada un tejido nuclear, y es por esto que el núcleo de ellas suele acabar siendo restos. La excepción a esto está dada por algunos casos en los que durante la maduración el núcleo se recupera dando lugar justamente a esta sustancia.
  • Protaladas: justamente como alude su nombre, la sustancia en la que se conserva la reserva es llamada prótalo. Estas constituyen el único caso en el que no se presenta una doble fecundación. Además, en este caso el núcleo suele reabsorberse durante la formación de esta sustancia. Por otra parte se caracterizan por ser haploides, y contener cadenas cromosómicas provenientes únicamente de la madre. Este tipo suele conocerse también como semillas Gimnoespermas.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.