Tipos de retrato



¿Qué es un retrato?

Un retrato es una pintura, imagen, dibujo, fotografía o escultura que refleja la figura de una persona, usualmente el mismo es de la cara. Cada tipo de retrato existente refleja algo diferente y muestra opiniones ideas pensamientos sin mediar palabra.

(Retrato hecho por Steve McCurry)

(Retrato hecho por Steve McCurry)

Clases de retratos

Podemos diferenciar los siguientes tipos de retratos:

Retrato psicológico: esta clase de retrato trata de reflejar los pensamientos, sensaciones, intenciones,  personalidad, el alma y los sentimientos del sujeto. Pretende mostrar realidades sociales, maltrato a través de marcas de golpes o lágrimas, esfuerzo por medio de marcas físicas o expresiones de cansancio, tristeza por medio de gestos, belleza, maldad, y demás que se pueden expresas deformas distintas.

Retrato documental: el mismo muestra la realidad, son pruebas periodísticas, capturas naturales. Cabe señalar que más allá de mostrar algo que ocurre y que es real, queda sujeto a la opinión de quien tome la imagen, pinte el retrato o haga la escultura y lo que desee transmitir ya que por ejemplo, si quiere mostrar la pobreza de un país probablemente seleccione a un niño humilde, descuidado, de contextura pequeña, y para esto elija una determinada pose. Si quiere mostrar riqueza seguramente retratará a una persona en alguna forma más cómoda como sentado, con ropa elegante o a la moda, indumentaria como joyas o relojes brillosos, y demás.

Retrato publicitario: pretende captar la atención de las personas con fines comerciales, promociona algún producto, busca interesar y resaltar. Lo hará remarcando colores o gestos alegres, fondos más llamativos, dependiendo la idea de quien confeccione el retrato.

Retrato alegórico: busca alabar, significar respeto, resaltando todo tipo de características que favorezcan a quien se retrata. Suele usarse para los presidentes, próceres o figuras representativas de poder. Por ejemplo, en el caso de una figura revolucionaria, se los suele mostrar en un caballo con una espada, alzando una bandera, o alguna autoridad sentado en una silla vistosa, lujosa, suelen utilizarse también los ángeles rodeando a quien se quiere elogiar, la persona con una vestimenta elegante en  una pose que refleje inminencia.

Retrato escultórico: esta es la forma más antigua de retratar. Ya en la antigua Grecia se utilizaba para inmortalizar a personajes de importancia y poder del momento. Se lleva a cabo a través de arcilla, piedra, metales entre otros. Expresa la forma del cuerpo, rostro, las manos, da idea de la contextura física y rasgos de la persona.



Retrato fotográfico: es la captura de una imagen y está condicionada por varios factores como la pose, el lugar, resaltar a la persona manipulando el contexto, la luz según la altura, dirección, luminosidad. Como ya veníamos viendo reflejará exactamente lo que estamos observando pero con una idea anterior de quien la tomó, según lo que quiera expresar. Puede ser espontánea, o premeditada, busca provocar empatía, un sentimiento,  sensación a quien lo mira.

Existen diferentes tipos de retratos fotográficos, a continuación los distinguiremos según el plano:

  • Plano general: se toma la fotografía del cuerpo entero de la persona, de pies a cabeza.
  • Plano americano o tres cuartos: en este caso se extiende desde la cabeza hasta las rodillas, tal vez un poco más, pero no veremos los pies. Suele utilizarse para captar a varias personas en la misma imagen, conversando, mirándose, diferenciándolas o interactuando de algún modo.
  • Plano medio: este tipo de retrato se extiende desde la cabeza hasta el ombligo o la cintura. Resalta más el rostro que las figuras anteriores, nos acerca a quien se fotografía.
  • Plano medio corto: también conocido como primer plano mayor o plano de busto, encuadra la cabeza hasta la mitad del pecho y hace más visibles sus rasgos, gestos, y cualidades físicas. Se aleja a la persona del contexto del que está rodeado para que nos centremos en ella.
  • Primer plano: podemos encontrarlo como plano corto, encuadra la cabeza hasta los hombros, fijando nuestra vista especialmente en el rostro, nos acerca y suele generar una relación, intimidad con el otro. Pretende transmitirnos sus sensaciones, que nos metamos en su mente y podamos percibir sus sentimientos, también suele utilizarse para mostrar la belleza del rostro o resaltar alguna parte vistosa de esa persona como ojos o boca.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.