Tipos de reproducción asexual



¿Qué es la reproducción asexual?

La reproducción asexual es una clase de reproducción que se distingue por tener un solo progenitor. Es un tipo de reproducción simple y antigua, es decir, sin mediación de células especializadas o sexuales, haciendo que padres e hijos sean semejantes, sin ningún tipo de diferencias genéticas. A este proceso de división celular se lo denomina mitosis, y es el encargado de dar lugar a la formación de nuevas células. Ocurre en especies unicelulares de organización sencilla, ya sean animales o plantas.

Por otra parte, y no menos importante, la reproducción asexual que realiza el hombre en algunas plantas, se denomina injerto, y fue creada con el fin de causar más especímenes de una misma variedad.

Cuatro formas de reproducción asexual

En la asexualidad se diferencian cuatro formas de reproducción:

1. Bipartición o división binaria: sucede especialmente en especímenes unicelulares, y se produce cuando una célula madre se divide en dos partes iguales, dando origen a nuevas células, que se denominan hijas. Éstas poseen la misma carga genética que la madre. Ejemplo: algas unicelulares, árboles,  bacterias, ameba, paramecio, euglena.

2. Gemación: difiere de la división binaria ya que cuando se fracciona el núcleo, una pequeña parte se envuelve en citoplasma, otorgando espacio al surgimiento de lo que se denomina yema, un nuevo individuo que se desenvuelve libremente del progenitor. Ejemplo: levadura, hidra, esponja, coral, girasoles.

3. Esporulación: se origina por el desarrollo de esporas. Esto es posible gracias a que se ocasionan algunas segmentaciones del núcleo, causando la aparición de muchos núcleos que se encierran en un envoltorio en el interior de su progenitor. Al culminar el proceso, la célula madre se fragmenta dejando salir a las esporas.

La esporulación también actúa como agente de propagación, haciendo posible el esparcimiento del organismo en diferentes territorios, desarrollando a la vez  la resistencia en circunstancias desfavorables por un tiempo prolongado. Ejemplo: helechos, musgos, hongos, algas,



4. Fragmentación: generalmente, este proceso se desarrolla gracias a la acción de factores externos. Se produce cuando un cuerpo se cisura en varias partes. Esas partes fragmentadas, con el paso de los días, se regeneran, dando origen a nuevos organismos de un mismo progenitor. Ejemplo: en jardinería es muy común este proceso, los jardineros realizan reproducciones asexuales con diferentes variedades de plantas utilizando este método de fragmentación.

Algunos gusanos, también actúan bajo este proceso, dividiéndose en varias partes para dar lugar a la creación de sus descendientes.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.