Tipos de proyectos



Los tipos de proyectos hacen alusión a una serie de actividades que un individuo, un grupo de personas o una entidad en su conjunto determina que debe realizar para alcanzar uno o varios objetivos previamente establecidos. De esta forma, las actividades pautadas se encuentran relacionadas entre sí y existe una coordinación a la hora de ponerlas en práctica. Dependiendo el ámbito y la persona que diseñe el proyecto, existe una multiplicidad de variedades, algunas de ellas son las siguientes:

Proyecto de construcción: como su nombre indica, este tipo de proyectos alude a los documentos en los que se indica detalladamente las obras que se deberán llevar adelante para poder concretar una edificación ya diseñada. Estos proyectos son los que le sirven de guía tanto a los arquitectos como a los albañiles, ingenieros, diseñadores y todos aquellos que participen de la construcción en cuestión. Aquí también se deben señalar todos los materiales que se utilizarán , la cantidad de empleados que participarán y hacer un cálculo lo más aproximado posible del gasto total de la obra.

Proyecto empresarial: estos documentos incluyen, de forma detallada y analizada, una oportunidad de negocio y, en base a esta se detallan varias cuestiones, como los pasos y estrategias que serán necesarias para la ejecución del mismo. También es muy importante dedicarle espacio a la viabilidad financiera, económica y técnica de dicha oportunidad. Para que todos estos puntos estén detallados y analizados correctamente, deben participar en la creación del proyecto varias áreas de la empresa, como lo son la de marketing, la de recursos humanos, la jurídica, la económica y financiera, entre otras. Además, se debe incluir planes no sólo para el presente inmediato sino previendo los cambios o problemáticas que pueden surgir en el futuro. Con esto, los responsables de elegir ejecutar o no el plan tienen la posibilidad de prever qué variables podrían afectar a la oportunidad y concretarla de la manera más certera posible. También se debe tener en cuenta que estos proyectos son esenciales si se quiere pedir un préstamo en el banco, conseguir inversores o participar de alguna licitación pública. Es por todo esto que su correcta realización es primordial.

Proyecto informático: en este caso, los proyectos se diseñan por los especialistas en computación con el objetivo de establecer cuáles son las tareas y pasos a realizar para diseñar y concretar un servicio o producto que luego se introducirá el mercado a fin de ser comercializado. En estos proyectos también se deben incluir los costos aproximados que implicará la consecución del proyecto y qué personal y especialistas deberán intervenir a lo largo de las distintas actividades involucradas.

Proyecto de desarrollo de productos y servicios: dentro de una determinada empresa se pueden presentar proyectos que muestren nuevos productos o servicios que se desee ofrecer al mercado y así tener nuevas y mayores ganancias. Para que todo esto pueda concretarse con éxito, es necesario que los proyectos incluyan una serie de elementos bien detallados y analizados, para que la concreción del mismo no traiga sorpresas. Entre otras cosas, se debe presentar detalladamente qué necesidades se podrán satisfacer con el nuevo producto o servicio, a qué mercado se apunta y si se compite con otros bienes o servicios similares. También se deberá hacer un estudio de mercado sumamente detallado que permita realizar un pronóstico de las ventas. Para esto se deberán analizar los costos, la plaza, la oferta, la demanda, el producto y la competencia, entre otros factores. De acuerdo a los resultados obtenidos en este pronóstico es que se toman las decisiones de seguir o no adelante con el proyecto. También se deberán analizar en detalle las cuestiones técnicas, financieras y económicas que implicarían la concreción del proyecto y en base a esto ver si la empresa cuenta con los recursos necesarios para efectuarlo.



Proyecto científico: esta es la clase de proyectos en los que se llevan adelante una serie de pasos para recoger información y desarrollar una hipótesis que permitan abordar un determinado fenómeno. De esta forma, todo proyecto científico debe contar con una serie de datos esenciales para que la posterior investigación se realice correctamente. En primer lugar, se deben especificar cuáles son los objetivos que se intentan alcanzar con la investigación científica. Luego de ello, se debe plasmar la hipótesis formulada, es decir, aquella conjetura que funciona como disparadora de la investigación y que se intentará comprobar su veracidad. Luego de ello, es necesario presentar un marco de referencia, es decir qué fenómeno, en qué contexto y con qué delimitaciones se lo abordará. A esto se le suma el marco teórico, es decir, el material teórico que se utilizará para comprender y fundamentar todo lo que se haya recogido en el trabajo de campo, en el que se obtienen tanto datos cuantitativos como cualitativos. Este trabajo también debe ser detallado en el proyecto, es decir, se debe explicar los procedimientos por los cuales se recabará información. Por último, todo proyecto científico se debe planificar de qué forma se presentará la investigación y cuánto tiempo se prevé que tardará la realización total de la investigación.

Proyecto de vida: como su nombre indica, estos son los proyectos que una persona realiza para determinar qué es aquello que quiere realizar a lo largo de su vida. Esto puede estar relacionado con lo personal, lo laboral, lo afectivo o todo ello combinado. En estos proyectos, que no son confeccionados de manera formal, la persona identifica qué es lo que quiere alcanzar en su vida y cómo podrá hacerlo de la mejor manera, por lo que debe elegir entre las distintas opciones que tenga. Gracias a estos planes, es que la vida de los individuos adquiere sentido, sobre todo en el presente ya que sabe qué es aquello que debe realizar en un determinado momento para alcanzar, en el futuro, lo que desea. Por supuesto que todos los proyectos de vida no se concretan en un 100 por ciento y muchas veces los momentos en los que se deben tomar las decisiones no son los más sencillos pero, de todas formas, suelen ser una guía muy importante en las personas y ayudan mucho a motivarlas en el día a día.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.