Tipos de promoción



¿Qué es una promoción?

El concepto promoción se utiliza, dentro del ámbito del marketing, como aquellas estrategias que intentan incrementar el volumen de ventas de un producto o servicio o bien, que los consumidores potenciales tengan conocimiento de la salida de una nueva mercancía al mercado. Las actividades que implementan las empresas para lograr dichos objetivos varían dependiendo del producto, los clientes potenciales, la imagen de la compañía y los fondos con los que esta cuente, entre otros condicionantes.

(Promociones.)

(Promociones.)

Algunas de las promociones más utilizadas son las siguientes:

Cupones: los cupones representan algún descuento o beneficio para el cliente a la hora de adquirir el producto en cuestión a partir de la entrega de un certificado. Muchas veces estos cupones son utilizados por los comerciantes que inauguran su local, como un mecanismo para atraer clientes y así lograr su fidelización. Esta promoción resulta bastante atractiva para los comerciantes ya que no implica muchos costos y suele atraer clientes de manera significativa. Los cupones no sólo se utilizan para promocionar productos, sino también servicios, como por ejemplo entradas de cine a 2×1 o cierto porcentaje de descuentos en spa o pasajes de avión.

Muestras gratuitas: este tipo de promoción consiste en regalarle a potenciales clientes una muestra del producto que se quiere vender en mayores cantidades o darlo a conocer por tratarse de un lanzamiento al mercado. De esta forma, las personas pueden conocer y probar el producto y, si les agrada, puede convertirse en un cliente del producto en el futuro. Generalmente las muestras tienen un tamaño más reducido que el producto original y es una opción muy común dentro de la industria de productos de limpieza e higiene, como los perfumes, suavizantes de ropa, crema de enjuague o jabón. También suele ser una buena opción para la industria alimenticia. Las muestras gratuitas son una de las promociones más costosas pero suelen tener impactos positivos, por lo que muchas compañías de gran tamaño optan por esta variante, ya que a largo plazo les resulta redituable.

Premios: esta promoción consiste en premiar al cliente con un producto igual al adquirido u otro diferente. De esta forma se logran nuevos clientes, atraídos por el regalo. Esta promoción es muy común dentro de los productos orientados al mercado infantil, como por ejemplo las golosinas que traen juguetes o las marcas de gaseosas que, a cambio de cierto número de tapitas dan un regalo.

Juegos, concursos y rifas: muchas veces las compañías optan por llevar adelante algún evento público en el cual puedan dar a conocer o reforzar las ventas de un servicio o producto. Con ellos, se fomenta la participación de potenciales clientes a cambio de alguna recompensa, generalmente el producto en promoción. De esta forma se logra acaparar la atención de las personas y causar una buena imagen de la compañía y del producto en sí.

Descuentos: en estas promociones, el fabricante del producto indica en el paquete del mismo que éste se ofrece a un valor más bajo. De esta forma, se incrementan las ventas y se atrae a nuevos compradores, cooptados por el valor. Una vez que el producto se ofrece al valor corriente, muchos de los que lo compraron por su bajo precio siguen adquiriéndolo ya que al probarlo se vieron satisfechos por el mismo.

Liquidaciones: esta promoción consiste en vender los productos a un valor inferior por determinadas circunstancias. Una de ellas puede ser que el local esté a punto de cerrar y quiera deshacerse de las mercancías por no contar con espacio físico para almacenarlo. También suele ser muy común que lo comerciantes liquiden sus productos cuando quieran hacer refacciones en su local o cambiar la orientación de su comercio, por lo que los productos liquidados resultan inútiles para el nuevo emprendimiento.



Recompensas para clientes fieles: aquellos clientes que suelen ser estables en el consumo de un servicio o producto se les otorga algún beneficio extra. Por ejemplo, aquellos que compran pasajes de avión y, a cambio, reciben millas que después pueden canjear por otros pasajes en el futuro. De esta forma se logra fidelizar a los clientes y atraer a nuevos compradores gracias a estos beneficios.

Rebajas: estas promociones suelen durar varias semanas y se trata de ofrecer un producto o servicio a un precio más bajo del que se lo suele encontrar en el mercado el resto del año. Esto es muy común en el mercado de la vestimenta, cuando una temporada está por finalizar, los locales ofrecen la ropa a un precio significativamente menor, lo que fomenta importantes ventas. Este es un recurso muy útil no sólo para el comprador, sino también para el vendedor, ya que es una forma de deshacerse, a cambio de una suma menor de dinero, de ropa que seguramente no podrá vender al año siguiente porque estará “pasada de moda”.

Oferta: este tipo de promoción consiste en ofrecer uno o varios productos a un valor inferior al que se encuentra normalmente. Las ofertas como estas suelen ser impulsadas por los propios comerciantes o, como ocurre actualmente, por las tarjetas de crédito. De esta forma se busca atraer nuevos clientes o fidelizar a los existentes a través de precios bajos. Las ofertas suelen ser anunciadas con carteles o anuncios televisivos o radiales. Estas ofertas duran, generalmente, varios días y son avisadas con anticipación para que tengan un mayor impacto.

Regalos con la compra: en este caso la promoción de un producto se efectúa otorgando un regalo al comprador. Por ejemplo, es muy común que en los locales de ropa se les regale una prenda a los clientes que superen un determinado monto con su compra. También, cerca de las fiestas, los compradores pueden recibir como obsequio algún pan dulce o champagne como acompañamiento.  

Saldos: esta forma de fomentar las ventas consiste en vender a precios significativamente menores una serie de productos. Esta baja en el precio se debe a que el producto en cuestión puede estar pasado de moda, tener fallas, estar deteriorado, entre otras cosas. En estos casos, el vendedor aclara que los bajos precios son por los motivos antes mencionados, por lo que no significa una estafa al comprador.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.