Tipos de pintura



¿Qué es la pintura?

La pintura es un producto fluido que luego de aplicarse sobre una superficie en capas delgadas, se transforma en una película sólida que se adhiere a dicha superficie, recubriendo, protegiendo y decorando el elemento sobre el que se ha aplicado.

Las pinturas se pueden clasificar en dos grandes grupos: al agua y al disolvente.

Las pinturas al disolvente

Estas pinturas presentan diferentes aspectos: brillantes, satinados, mates.

  • Las pinturas óleo-sintéticas: son aquellas que se aplican principalmente en exteriores. En general se las identifica por tener una tendencia al amarillamiento y por tomar un tiempo considerable para secarse. Estos productos son conocidos también como “pintura al aceite”.
  • Los esmaltes de interior-exterior: se trata de aquellos recubrimientos caracterizados por ser brillantes y lisos. Estos están compuestos por pigmentos finos (como el bióxido de titanio) y bien dispersados, además de resinas de gran extensibilidad, que se disuelven en una base alquídica. A la hora de buscar este producto para superficies interiores, se suelen elegir esmaltes con mayor dureza, para que resistan el roce y la abrasión. Para exteriores, en cambio, se necesitan pinturas con mayor elasticidad, que la ayuda a resistir al aire libre.
  • Los esmaltes mates y satinados: esta variante también es a base alquídica, pero se utiliza menos por contar con poco empalme en el momento de aplicarla. Los esmaltes satinados o lacas son muy elegidos por los pintores porque se combinan con poliuretanos y otras clases resinas que tienen mayor dureza y que cuentan con una aplicación más sencilla.
  • Los barnices: son elegidos básicamente para las superficies que sean de madera. Se trata de filmogenos que cuentan con adherencia significativa, elasticidad y cuentan con una importante resistencia a la abrasión.

Las pinturas al agua

Estas pinturas deben cumplir con tres condiciones fundamentales: el poder cubriente u opacidad, la blancura y el precio, además de otras cualidades como rendimiento, resistencia al lavado y al envejecimiento del producto.

  • La pintura al silicato: cuenta con un enorme rendimiento. Son elegidas para exteriores puesto que son muy resistentes a la luz y a la degradación de algas y hongos. Esto se debe a que producen una película continua en la superficie, lo que evita que se despegue. Esta pintura se caracteriza por durar mucho tiempo, por no ensuciarse, por ser permeables al vapor de agua y la silificación. De todas maneras, es importante aclarar que la variedad de colores que se ofrecen en el mercado es bastante acotada, esto es porque no se la puede mezclar con pigmentos.
  • La emulsión: se trata de una suspensión de gotas de un líquido, que no es miscible con el agua. En el momento en que se evaporan las gotas, estas se fusionan y conforman una película que permite el paso del vapor de agua, pero no de agua. Esto causa que transpire aunque no permite el ingreso de las precipitaciones. En general se las utiliza como pintura plástica. Las más comunes en la industria son:
    • Acrílicas puras: esta variante se utiliza para los esmaltes brillantes al agua. Se caracterizan por ser resistentes al amarilleamiento.
    • Acrílicas estirenadas: estas pinturas poseen una elevada concentración de pigmentos. Además, con el paso del tiempo obtienen dureza y resistencia al lavado. Es importante aclarar que no se ensucian mucho y no dejan vetas visibles.
    • Vinil acrílicas: son similares a las anteriores, pero resistencia al lavado es menor y se manchan más.
    • Vinil veova: también denominadas como “autolavable” se ensucian muy poco.


Los revestimientos de alta decoración

Mención aparte merecen los llamados revestimientos de alta decoración, debido a su cada vez más difundido uso:

(Pintura)

(Pintura)

  • Estucos a la cal: se fabrican con carbonato de cal, y se exponen a temperaturas que rondan los 900°C. Se las puede usar tanto en interiores como en exteriores y, cuando secan, adquieren una apariencia semejante a la piedra, y son muy transpirable. Este producto imita acabados en mármol.
  • Estucos venecianos: son revestimientos a base de cal, y se los usa más que nada en superficies planas en interiores. Se destacan por sus difuminados de color, que se parecen a los que se hacían en tiempos antiguos.
  • Veladura antigua: se trata de un barniz translucido de acabado que intenta ser la imitaci+pm de un falso estuco italiano.
  • Revestimiento multicolor: están fabricadas con resinas acrílicas coloreadas con partículas policromáticas. Esto genera efectos decorativos particulares. Además, es un producto fácil de lavar y que se suele utilizar en interiores para resaltar la belleza de un ambiente, otorgándole apariencia de mármol, moteados, arrugados y policromados multicolores.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.