Tipos de perfil



¿Qué significa “perfil”?

El perfil facial hace alusión a los trazos del rostro de una persona y comenzó a estudiarse hacia el año 1930, con el especialista Broabdent, el que publicó su trabajo de cefalometría. Este trabajo se hizo muy popular, sobre todo, en el área de medicina y la ortodoncia, ya que permitía correr algunas malformaciones de la dentadura y la mordida.

(Perfil. Ilustración)

(Perfil. Ilustración)

El perfil está constituido en tres partes principales: el tercio superior, el tercio medio y el tercio inferior. La relación espacial de las mismas determina el contorno facial de la personas y para que su análisis sea considerado como valido es necesario empelar la Posición Natural de la Cabeza. Este tipo de estudio a lo largo del crecimiento han demostrada que el maxilar inferior suele proyectarse hacia delante en relación con el maxilar superior.

Análisis del perfil

Para analizar y determinar que tipo de perfil tiene la persona en cuestión se utiliza una medición conocida como el “plano estético de Ricketts” que consiste en trazar una línea que pase por la punta de la nariz y la punta del mentón. Luego se mide la distancia entre el labio inferior y el plano estético, esta debe ser menor a 2 mm.

El estudio del mismo comienza observando la morfología y proporciones del perfil en sentido sagital y vertical. El sagital determina el avance o retroceso de diferentes estructuras como a glabela y el puente de la nariz, la punta de la nariz, el ángulo nasolabial, el labio superior, el labio inferior, los tejidos blandos del mentón, surco labio mentoniano, etc. El vertical divide la cara en tres tercios: superior, trichion-glabela; Glabela-subnasal y subnasal-mentoniano. Estos tercios deben ser iguales. Pueden encontrarse otras maneras de medición vertical.

Clases de perfiles

Los perfiles existentes según el anterior estudio son:



  • Perfil facial convexo: Se refiere a cuando el maxilar superior se encuentra algo adelantado con respecto a la barbilla y de esta manera forma un ángulo convexo con la punta de la nariz. Puede decirse que esto ocurre por falta de desarrollo en el maxilar inferior o que el maxilar superior ha crecido de manera desmedida.
  • Perfil facial recto: se forma una línea casi recta entre los maxilares y la barbilla. Se considera que los maxilares han crecido adecuadamente y se han posicionado de manera correcta. Si una persona encaja con estas características no es necesario la intervención quirúrgica ni ortodoncia.
  • Perfil facial cóncavo: Las líneas que unen la punta de la nariz con el maxilar y el maxilar con la barbilla se juntan formando un signo menor “<”. Se refiere a cuando el maxilar superior se encuentra retrasado con respecto al maxilar inferior. Las personas que cuentan con estas características se determina que han tenido un podrecimiento del maxilar superior o un hipercrecimiento del maxilar inferior.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.