Tipos de nado



¿Qué significa “nado”?

Se denomina nado, según la Real Academia Española, a la acción y efecto de nadar, por lo que se refiere la acción de trasladarse en el agua utilizando diferentes tipos de movimientos y no se debe tocar el suelo.

(Existen distintos estilos de nado)

(Existen distintos estilos de nado)

En resumen, se trata de una capacidad de impulsarse a través del agua mediante movimientos voluntarios y específicos de piernas y brazos, rítmicos y coordinados lo que permite mantenerse a flote, sin tocar el suelo y desplazándose continuamente.

Este ejercicio puede ser visto de diversas maneras: pueden encontrarse personas que lo efectúan por ocio y diversión, como es el caso de los niños y algunos adultos.  Además, es indispensable para evitar situaciones de riego donde el individuo puede llegar a ahogarse por no saber nadar. O puede realizarse de manera competitiva, es decir, un deporte que se basa en desarrollar diversas técnicas de nado para generar una mayor velocidad y resistencia física donde sus participantes se enfrentan en una competencia para determinar quien es el mas veloz. Es altamente utilizado con fines profesionales y laborales, sobre todo por los guardavidas.

Estilos de nado

Existe una clasificaron que abarca cuatro estilos:

Estilo crol: suele ser el primero en enseñarse una vez que el individuo ya sabe flotar, es muy popular y uno de los más conocidos. Surgió en Australia en al año 1870, aunque su característico movimiento se lo atribuye al ingles John Arthur Turdgen.

Para efectuar este estilo, el nadador debe ponerse en posición ventral, es decir, boca abajo y se combina con la acción de brazadas de ambos brazos de forma consecutiva y alternativa siendo siempre el primero el brazo derecho.

Este movimiento se ha comparado a menudo con la acción que producen las aspas de un molino; a este movimiento se le agrega un numero variable y no especifico de patadas, se trata del estilo más rápido.

Estilo espalda: puede ser encontrado bajo el nombre de crol de espalda. El nadador debe ponerse de forma dorsal (de espaldas) y luego se efectúa, al igual que el crol, un movimiento alternativo y consecutivo con cada brazo, conocido como brazada todo esto combinado con una serie de patadas.



En una competición se debe tener en cuenta las siguientes normativas: alguna parte del cuerpo del nadador deberá salir a superficie durante el desarrollo de la carrera, en la llegada puede estar totalmente sumergido y deberá tocar la pared en la posición de espalda, entre otras.

Estilo braza o pecho: se trata del estilo más antiguo ya que sus movimientos son los más naturales y acordes al cuerpo humano. En cuanto a velocidad, se trata del más lento de todos.

Para realizar este estilo, el nadador debe ponerse en posición ventral y sus brazos y piernas efectúan un movimiento rítmico y a la par, los movimientos que realizan son muy parecidos a los que ejecutan las ranas al nadar. Durante la propulsión, la brazada y la patada comparten igual de importancia, es decir, efectúan los dos la misma fuerza.

Estilo mariposa: Se trata del estilo más moderno, haciendo su aparición alrededor de la época del ’50, como una variante del estilo braza o pecho. Es considerado, también, el método más difícil de aprender ya que para realizarlo el nadador debe tener mucha coordinación y fuerza.

El deportista se encuentra en posición ventral, los movimientos realizados por brazos y piernas deben realizarse al mismo tiempo, es ahí donde entra en juego la coordinación. Las extremidades inferiores realizan un movimiento de delfín mientras que las superiores implementan una variación de brazada de crol pero de manera simétrica, es decir, los dos brazos al mismo tiempo.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.