Tipos de moscas



¿Qué son las moscas?

Las moscas son insectos alados pertenecientes al orden de los dípteros. Poseen una cabeza, un tórax y un abdomen bien diferenciados. Además, cuentan con antenas y alas membranosas.

(Mosca. Ilustración)

(Mosca. Ilustración)

Especies de moscas

Según la especie a la que pertenezcan se las puede clasificar en:

Mosca de la carne: de pigmentación gris y negra, suelen medir entre 0,6 y 1,2 cm de largo. Experimentan un quimiotactismo positivo hacia la materia orgánica, es decir que se sienten atraídas por su olor, sobre todo de la carne.

Los huevos durante la reproducción son ubicados en la cercanía de materia orgánica en descomposición para que durante su desarrollo temprano la larva se alimente de ella. Son muy importantes en el proceso de putrefacción y descomposición necesario para sostener el ciclo de las especies.

Son utilizadas por los entomólogos para determinar, por medio de técnicas especiales, el tiempo que lleva muerto un animal.

Mosca de la fruta: son muy pequeñas, menores a los 2 mm de longitud. Su cuerpo es marrón, con ojos rojos y el abdomen con franjas amarillas y negras. Se propagan con mucha facilidad debido a su gran capacidad de adaptación a cualquier medio en el que haya materia orgánica.

Las hembras depositan una enorme cantidad de huevos, más de 500 en las frutas fermentadas, motivo por el que reciben tal nombre. Por esto mismo es muy común la contaminación de espacios de producción de alimentos elaborados a partir de frutas. Esta especie en particular es muy utilizada experimentalmente en el estudio de la expresión génica en el desarrollo embrionario.

Mosca doméstica: salvo por las cuatro franjas oscuras que cruzan su tórax transversalmente, su cuerpo es de color gris. Miden entre 0,6 y 0,8 cm y sus dos alas abarcan casi la totalidad de la longitud de su cuerpo. Se desarrollan en todos los lugares en donde habitan los hombres, es decir, son sinantrópicas. Siempre buscan, ya sea en exteriores o en interiores, espacios de malas condiciones sanitarias para anidar.

Aunque viven sólo 30 días en promedio, cada camada reproductiva consta de por lo menos 5 lotes de 100 huevos cada uno y el desarrollo larvario para llegar a la adultez se produce en 7 días como máximo.

Como consecuencia de los espacios que habitan, estas moscas son vectores de numerosas sustancias patógenas, de modo que representan un peligro de infección para otros animales o para los seres humanos. Se alimentan de materia orgánica en descomposición durante toda su vida.



Para lograr esto en el estado larvario, los huevos son depositados en las cercanías de reservas de sustancias en estado de putrefacción.

Mosca verde botella: a pesar de su nombre, puede ser verde, azul o una mezcla de ambos. Su cuerpo es brillante y no suele superar el centímetro de longitud. Se alimenta de materia orgánica, de modo que en verano el entorno se vuelve mucho más favorable por la gran cantidad de materia en putrefacción disponible.

Su presencia en lugares cerrados suele indicar la existencia de animales muertos, por lo general roedores, de cuya carne se alimentan. Al igual que la mosca de la carne, es útil para averiguar cuánto tiempo lleva fallecido un animal y es importante para el proceso de descomposición de la materia.

Mosca negra: a pesar de su pequeño tamaño (no mide más que 2 o 3 mm. de longitud), es un insecto muy agresivo. Son característicos de espacios con agua como ríos y arroyos. Las hembras son capaces de succionar sangre de otros animales o de los humanos, pero, a diferencia de los mosquitos, no pican sino que desgarran la carne con sus mandíbulas, al tiempo que secreta sustancias anticoagulantes, vasodilatantes y anestésicas que facilitan la extracción de la mayor cantidad de sangre posible. Suelen atacar en enjambres al amanecer y al atardecer.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.