Tipos de mitos



¿Qué es un “mito”?

Se denomina “mito” a aquellos relatos, transmitidos de boca en boca y de generación en generación, que intentan explicar acontecimientos importantes, fenómenos naturales o el origen del mundo, por medio de historias fantásticas.En estos relatos, los personajes tienen rasgos heroicos o divinos, además de que reflejan hechos sobrenaturales.

Por medio de ellos se pueden ver plasmadas las creencias y costumbres de los pueblos en los que fueron creados. Con el paso del tiempo, los mitos comenzaron a escribirse, lo que trajo aparejado que sufran menos transformaciones que cuando eran simplemente de tradición oral.

(Ilustración del Mito de la Caverna, de Platón)

(Ilustración del Mito de la Caverna, de Platón)

Los mitos según su contenido

Los mitos pueden ser clasificados de la siguiente manera, si se toma en cuenta su contenido:

  1. Cosmogónicos: estos mitos intentan explicar por medio de historias fantásticas cómo  se originó el universo. Estos relatos fueron creados por prácticamente todas las religiones que surgieron a lo largo de la historia, cada uno plasmando su propia cosmovisión. En algunos casos se aludía a la presencia de un demiurgo, encargado de organizar el caos preexistente, mientras que otros hablan de un océano primigenio del cual surge el planeta Tierra, tal como lo conocemos hoy. Dentro de estos mitos siempre existe alguna deidad que tiene algún rol protagónico dentro del fenómeno o que pasa a un segundo plano, según la religión dentro de la cual fue creado.
  2. Divinos: se conoce bajo este nombre a aquellos mitos que por medio de su relato intentan explicar las conductas de los dioses. Pero, por otro lado, es muy común que estos relatos busquen transmitir cuáles son las reglas o normas que los seres humanos deben respetar, por lo que la historia narrada es una forma de argumentar el porqué deben respetárselas y es allí en donde los dioses tienen papeles protagónicos.
  3. Teogónicos: mitos como estos, en cambio, narran cómo fue que surgieron los dioses que sus creadores adoran. En muchos de estos mitos, los dioses surgen incluso después de la presencia del hombre en la tierra y hasta pueden tener algún origen humano. También, puede ocurrir que en estos relatos, los dioses tengan las mismas desgracias, problemas y preocupaciones que los propios seres humanos.
  4. De renombre: este tipo de mitos se centran en la historia de dioses, héroes o reyes, o incluso toman como protagonistas a ciudades y cuentan cómo son sus vidas.
  5. Naturales: esta clase de mitos es la que se caracteriza por explicar cómo y porqué ocurren ciertos fenómenos naturales, como puede ser la lluvia, un rayo u otras cuestiones climáticas o vinculadas con el funcionamiento del universo y su naturaleza.
  6. Antropogónicos: relatos como estos, en cambio, cuentan el supuesto origen de la humanidad en la Tierra, también valiéndose de elementos fantásticos para su justificación. Existen relatos en los que el hombre surge de arcilla, un puñado de tierra o incluso de alguna planta.
  7. De fundación: también conocidos bajo el nombre de fundacionales, como su nombre indica, estos mitos narran historias sobre cómo fue la fundación de una determinada ciudad, tribu, religión o centro poblado. Por lo general, en estos relatos su protagonista es algún héroe o dios que tuvo que atravesar alguna situación difícil. O tras la manifestación de algún poder sagrado, que argumentaba la instalación de un grupo de personas en un determinado territorio, se justifica porqué habitan allí.
  8. Etiológicos: por medio de relatos fantásticos como estos se explica el surgimiento de determinadas instituciones, de seres o de prácticas cotidianas. Mitos como estos narran entonces las razones por las que algo sucede.
  9. Morales: dentro de estas historias siempre existen los conceptos del bien y del mal y la confrontación entre principios morales opuestos entre sí. Obviamente, dependiendo de la sociedad y la época en la que se originen estos relatos, el bien y el mal se plasmarán de diferentes formas. También puede ocurrir que con el paso del tiempo se vayan modificando ciertos aspectos de los mismos, adaptándose a su época.
  10. Escatológicos: mitos como estos buscan explicar cómo serán las sociedades o el mundo en sí en un futuro más o menos lejano. O incluso, en algunos casos, los mitos narran cómo sería el final del universo, ya sea por alguna tormenta, inundación o incendio o cualquier otra catástrofe natural. En los mitos escatológicos la astrología suele tener un rol fundamental en ellos.


Los mitos según su interpretación

Si se tiene en cuenta cuál es la interpretación que se hace sobre los mitos, se pueden identificar los siguientes grupos:

  1. Historicista: bajo esta perspectiva se considera que los mitos son historias reales que, con el correr de los años, fueron modificadas. Esta interpretación asume que estos relatos fantásticos tienen como origen un hecho histórico.
  2. Evolucionista: esta rama interpreta que la evolución que se percibe en los mitos con el correr de los años refleja los procesos filosóficos, sociales así como también históricos que una sociedad atraviesa. Según esta postura, lo más antiguo sería el animismo, es decir, las religiones naturales y lo último, los cultos monoteístas, pasando previamente por el politeísmo.
  3. Comparada: una visión como esta considera que el hombre tiene la facultad de explicar la mitología por medio de su propio lenguaje y las ciencias que le competen a éste.
  4. Alegórica: por último, esta interpretación asume que los mitos no son más que recursos poéticos y estéticos que cumplen con la función de poner en palabras realidades, conceptos e ideas de forma bella.

Una última clasificación

Otra forma de clasificar los mitos podría ser teniendo en cuenta cuál es la finalidad del relato. Algunos ejemplos podrían ser los siguientes:

  1. Mixtos: se trata de relatos fantásticos que circulan entre los maestros o quienes practiquen determinados ritos de iniciación. Por medio de ellos se explican los motivos de dichas ceremonias.
  2. Psíquicos: mitos como estos, en cambio, intentan explicar la conducta del alma. Estos relatos fantásticos se han convertido en un recurso muy utilizado dentro del mundo de la poesía.
  3. Físicos: relatos como estos argumentan, por medio de distintas historias, las conductas de los dioses venerados por el pueblo en el que surgen.
  4. Teológicos: si bien en estos relatos también se abordan cuestiones vinculadas con los dioses, se lo hace desde otro ángulo, ya que intentan expresar y explicar cuál es la esencia de los dioses en los que creen.

 

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.