Tipos de microorganismos



¿Qué son los microorganismos?

De la misma forma que existimos los seres humanos, los animales y las plantas, existen los microorganismos, que también son seres vivos, aunque se caracterizan por tener un tamaño diminuto. Por eso, se utilizan aparatos, como el microscopio, para acortar distancias y examinarlos en su naturaleza.

La ciencia que los estudia es la microbiología. A través de ella, los científicos intentan averiguar las particularidades de los organismos, para especificar su procedencia, y catalogarlos adecuadamente. Los microorganismos se clasifican dentro de lo que se conoce como Reino Protista; y cada uno de ellos posee particularidades específicas que no están presentes en ningún otro espécimen de otro Reino.

Existen organismos denominados bacterias, que se agrupan en lo que se conoce con el nombre de procariota, y los protozoos, algas y hongos agrupados en lo que se denomina eucariotas, y existencias biológicas de dimensión diminuta, los virus.

Muchos de éstos son patógenos y producen diversos padecimientos. Enfermedades de gran trascendencia a lo largo de la historia han provocado altibajos en la densidad de población. Sin embargo, los microorganismos no son necesariamente perniciosos, y la mayoría asumen un rol importantísimo en la Tierra, a través de la descomposición y mineralización del material orgánico.

Clases de microorganismos

Como decíamos, existen distintos tipos de microorganismos:

Bacterias: Florecieron como los primeros seres vivos. Su estudio se transformó en ciencia con la invención del ()microscopio. Se caracterizan por adoptar estructuras incomparables entre sí. Se hallan en cualquier lado, en el agua, tierra, aire, en los alimentos que consumimos,  y también intrínsecamente en distintos seres vivientes, como el ser humano.

Algunos de estos organismos bacteriológicos son benefactores, ya que favorecen al desarrollo de la vegetación. Las que se denominan bacterias perjudiciales o patógenas producen enfermedades, envueltas en extractos dañinos designadas toxinas. Algunas de las enfermedades originadas por éstas son: neumonía, enfermedades de transferencia del tipo sexual, tuberculosis, cólera, entre otras.

(Bacterias)

(Bacterias)

Este tipo de padecimientos se produce cuando entramos en contacto con un individuo o insecto afectado, así como también con otras cosas o comestibles afectados. Si poseen carácter de bastones se los denomina bacilos, si se visualizan con estructura espiralada, se los llama espiroquetas, y si su configuración es más bien de forma esférica, se los conoce con el nombre de cocos.

Algunas de las enfermedades causadas por bacterias son el tétanos, la amigdalitis, la neumonía, la meningitis, la sífilis, la difteria, la tuberculosis, entre otras.

Virus: en este caso, nos encontramos con organismos de menor tamaño que las bacterias. Su existencia se despliega dentro de las células vivas y su función es la de intervenir en las acciones que se realizan en su interior. Tienen facilidad para la proliferación y proponen beneficios para que la célula origine componentes tóxicos para el cuerpo. Se encarga de la motivación de la célula para la creación de antitoxinas que luchen contra la infección, concibiendo de esta manera, que el organismo no responda inmunológicamente.

El contagio de éstos, se ocasiona por el contacto con segregaciones corporales, propagándose sencillamente a través de la saliva, el semen, la orina o la sangre de los individuos.

(Virus)

(Virus)

Algunas de las enfermedades, originadas por virus, son la gripe, el sarampión, la rabia, paperas, poliomielitis, diarrea, herpes, varicela. En estos tiempos, donde la ciencia se encuentra en continuo desarrollo, existen vacunas que previenen este tipo de enfermedades; sin embargo, en otras épocas, se producían contagios masivos, devastando urbes enteras. A pesar del avance, aún en estos tiempos de expansión constante, existen padecimientos en donde resulta muy dificultoso intervenir y es por esto, que en algunos casos como el HIV-Sida o la hepatitis B, siguen sin poder hallar una cura.



Hongos: se sienten a gusto reproduciéndose en zonas húmedas del cuerpo, como los intestinos y la boca, o en lugares en donde su función es la de segregar sudor, como en el caso de los pies, la ingle, los miembros sexuales y en cualquier tipo de pliegue que se localice en la epidermis.

Su aparición surge nada más y nada menos que por la falta de limpieza personal o por tener las defensas disminuidas, provocando la aparición de molestias tales como pie de atleta, la erisipela, la tiña, la candidiasis o el impétigo, entre otras.

(Hongos)

(Hongos)

Parásitos: se trata de los cuerpos más peligrosos, ya que se albergan dentro o por encima de otros organismos, y desarrollan su vida a expendios de estos. Son complicados porque desenlazan una gama de diferentes anomalías en el cuerpo que habitan. Desde numerosos padecimientos hasta la pérdida de los tejidos del organismo invadido, y en algunos casos  extenuación y disminución de los glóbulos rojos, conocido como anemia, ya que se nutren de sangre. Existen parásitos oportunistas, que se expanden a partir de insectos u otros animales transportadores, que se denominan “vectores”; como es el caso del mosquito dengue.

Los parásitos más populares, se podría decir que son las lombrices, que se sienten cómodas habitando en los intestinos, aunque algunas prefieren ir más lejos reproduciéndose en números tan elevados, que se permiten recorrer el sistema digestivo, alcanzar las vías respiratorias y hasta alojarse en el cerebro, causando dolencias graves . Este tipo de lombriz, se conoce con el nombre de “solitaria”; puede presentar una forma plana o cilíndrica, y se sabe de casos en donde han alcanzado incluso los 10 metros de longitud.

(Parásitos)

(Parásitos)

Protozoos: están conformados por una sola célula, por los que no se aprecian a simple vista. Su hábitat específico es el agua sucia, los excrementos y los comestibles contaminados. Por esto, y como signo de prevención, se recomienda la limpieza de los alimentos y la cocción adecuada antes de ingerirlos; lo mismo para la ingesta de líquidos (si no se trata de agua mineral, previamente hervirla). Otra de las eventualidades a tener en cuenta es prescindir de consumir alimentos en cercanía de animales o en puestos callejeros que podrían no tener la higiene adecuada.

(Protozoos)

(Protozoos)



Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.