Tipos de masajes



Un masaje es la fricción, contacto o presión que se da con diferentes ritmos en alguna parte del cuerpo con fines terapéuticos, estéticos o higiénicos. Es una técnica que conduce a cuestiones biológicas, espirituales, psicológicas y otras ramas.

Los masajes pueden favorecer a relajar de músculos, contribuir la eliminación de toxinas, inducir el sueño, potenciar el erotismo y calmar dolores.

(Masajes)

(Masajes)

Para distinguir los tipos de masajes hay que regirse por la función:

De Relajación: se trata de prácticas suaves y serenas que estimulan la distensión corporal y mental. Con movimientos lentos y delicados, el contacto más utilizado es el deslizamiento. Se pueden realizar en cualquier parte del cuerpo.

Tailandés: es considerado un arte milenario que consta de un conjunto de técnicas suaves y convincentes. Podría decirse que es un contacto que mezcla estiramientos, presiones, balanceos y deslizamientos. La mejor forma de realizarlo es en un estado de meditación, ya que los participantes van más allá del plano físico y lo toman como una práctica espiritual.

La respiración es muy importante como acto de conexión. Ninguna parte del cuerpo esta exenta para poder realizar este masaje: pies, dedos, manos, codos, entre otros. Tiene muchos beneficios como estimular la flexibilidad del cuerpo, disminuir el estrés, potenciar el sistema inmunológico, controlar las funciones endocrinas, y otras funciones.

Ayurvedico: es una práctica originaria de la India que tiene como objetivo restaurar la armonía, queriendo sanar el cuerpo y el alma. Mediante el uso de aceites y esencias naturales –elegidos para cada caso determinado-, se realizan amasados, fricciones y estiramientos para remover las energías sedentarias y generar una armonía generalizada.

Deportivo: se realiza antes y después de las actividades deportivas para relajar la musculatura, sobretodo en las piernas. Por lo general se trata de movimientos rápidos, de golpes suaves y técnicas de elongación.

Descontracturante: consiste en manipulaciones enfocadas en músculos contracturados del cuerpo para lograr descontracturar y relajar esa zona. Son movimientos que pueden ser dolorosos y no tan relax. Se realizan estiramientos y elongaciones.

Con Piedras Calientes: es un tratamiento que utiliza técnicas de masajes y piedras volcánicas calientes sobre el cuerpo para calmar la tensión de los músculos, optimizar la circulación y liberación de toxinas. El calor de las rocas ayuda a aflojar las musculaturas de puntos específicos. Es recomendada para las personas con artritis, dolor de espalda, insomnio o artrosis.



Hawaiano (Lomi-lomi): es una práctica de Hawaii que consiste en recorrer con movimientos y deslizamientos tenues por todo el cuerpo con los antebrazos, palmas de las manos y brazos con música local de esas islas del Pacífico de fondo. Sirve para suprimir dolores, tensiones, aliviar contracturas musculares y conformar el cuerpo y la mente.

Afrodisíaco: es una práctica pensada para potenciar el deseo y atracción sexual. Se realiza en partes erógenas del cuerpo, como en los genitales y en el pecho. Para acrecentar el placer erótico se usan aceites corporales con propiedades específicas.

Gestáltico: es una mezcla de movimientos fluidos, cortos e integradores que seducen a todo el cuerpo. Primero se realiza una relajación, luego estiramientos, el masaje propiamente dicho y una integración de emociones transcurridas. La finalidad de esta técnica es la de concienciar sobre los efectos corporales mediante el contacto razonado, presencia y respiración.

En este tipo de tratamientos afloran situaciones emocionales como tristeza, angustia, felicidad y llantos que requieren de un profesional entendido en el tema. Está pensado para las personas en procesos de duelo, victimas del estrés, la fatiga, o depresiones.

Linfático: es una forma estética y terapéutica que consiste en movimientos armónicos y lentos que estimulan la circulación sanguínea, la expulsión de toxinas y la estimulación del sistema linfático. Se caracteriza por ser muy relajante porque la fricción de una parte particular del cuerpo calma alguna molestia o dolor. También se realizan en los rostros, provocando un efecto sedante y buenos resultados a largo plazo.

Reductivo: es una modalidad que se destaca por pellizcos y movimientos intensos para modelar el cuerpo.

Reflexología: consiste en masajes que se realizan en las plantas de los pies y manos que estimulan puntos determinados que representan órganos del cuerpo para mejorar el funcionamiento corporal.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.