Tipos de lluvia



¿Qué es la lluvia?

La lluvia es un fenómeno meteorológico que consta de la caída del agua, producto del ciclo de la misma. El agua se evapora y sube en forma de nube, luego se condensa y cae en forma de precipitación acuosa.

(La lluvia se puede clasificar de distintas maneras)

(La lluvia se puede clasificar de distintas maneras)

Clasificación de la lluvia

Los tipos de lluvia dependen principalmente del lugar donde se produzcan, es decir, depende de la zona y los factores climáticos que en ella se desarrollen: la temperatura, la humedad, los vientos y principalmente de la humedad atmosférica.

Su clasificación puede variar, conociéndose tres grandes formas:

Según la intensidad: comúnmente la lluvia se caracteriza por se adjetivada por cantidad de precipitación por hora, siendo la manera más conocida de medir: milímetros por hora. Así, se identifican las siguientes variantes:

  • Débiles: menos de 2 mm/h
  • Moderadas: entre 2 y 15 mm/h
  • Fuertes: entre 15 y 30 mm/h
  • Muy fuertes: entre 30 y 60 mm/h
  • Torrenciales: mas de 60 mm/h

Clasificación de precipitaciones acuosas: términos utilizados entre la población.

  • Lluvia: este término es utilizado de forma general para referirse a cualquier tipo de precipitación. Su intensidad no importa, puede tener cualquiera, sin embargo es más conocida por tener intensidad débil a moderada.
  • Llovizna o garua: La lluvia es muy débil, las gotas son muy finas y de poca cantidad acuosa, prácticamente son pulverizadas por el viento.
  • Chubascos: también conocida como chaparrón. Este tipo de lluvia es de corta duración, de intensidad entre moderada y fuerte. Su presencia suele estar acompañada por grandes vientos.
  • Tormenta eléctrica: este tipo de lluvias suele estar acompañada de actividad eléctrica y suelen ser de fuertes a muy fuertes. Se caracterizan por la posibilidad de existir granizo y rayos. También se perciben vientos. Se clasifica como día de tormenta cunado aunque sea se escucha un trueno. A veces pueden ser tan débiles que se las llame tormentas secas.
  • Aguacero: la llamada “lluvia pasajera”, es una precipitación de gran intensidad y de corta duración. La cantidad de agua precipitada suele sr mucha, considerando el poco tiempo que duro dicha lluvia.
  • Monzón: es conocida en países húmedos y cálidos, cerca del océano Índico y el sur de Asia. Esta lluvia se caracteriza por ser de gran intensidad y mucha duración, acompañada de fuertes vientos. Suelen ocurrir en una estación climática determinada, se dice que tiene ciclos.
  • Manga de agua o tromba: Este fenómeno climático es poco usual. Comprende una lluvia débil con fuertes vientos, estos toman forma de remolino. Suele ser de dimensiones intensas.
  • Rocío: Es conocida como una precipitación acuosa pero no una lluvia propiamente dicha. Su descenso tiene lugar en las noches frías y despejadas. Por la mañana puede observarse en el suelo mojado. En invierno, al llegar las temperaturas bajo cero, estas se congelan y dan lugar a la llamada helada.


En función de su origen:

  • Lluvias convenctivas: Se producen cuando se calienta el aire donde se encuentra el agua, la humedad. Esta sube, se satura, se acelera y produce una precipitación. Este tipo de lluvias es altamente conocido en zonas ecuatorianas y, en verano, en latitudes medias.
  • Lluvias orográficas: El agua cumple su ciclo natural. Sin embargo, al ascender choca con las montañas, de esta manera se enfría, se condensa antes de tiempo y cae en forma de precipitación. Suele llover solamente sobre una vertiente de la montaña.
  • Lluvias de frente: Acompañan a un tipo de frente, por ejemplo: frente frío, cálido, ventoso; y a consecuencia generan fuertes lluvias. Estas precipitaciones son típicas de estaciones otoño-invernales de las zonas mediterráneas.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.