Tipos de lípidos



Los tipos de lípidos se refieren a un conjunto biomolecular compuesto, mayormente, por carbono, hidrógeno y oxígeno, aunque en algunos casos pueden estar formados además por fósforo, nitrógeno y azufre. La familia de los lípidos es muy amplia, algunos de los más importantes son:

Triglicéridos: Se forman de una molécula de glicerol y tres de ácidos grasos. Los triglicéridos están presentes en el organismo humano y en los alimentos cotidianos como la manteca, el aceite –en todas sus variantes- y la leche. Tienen la función de generar energía, y se almacenan en el cuerpo de los seres humanos en el tejido adiposo. Además, producen calor metabólico y dan protección mecánica a ciertos órganos vitales como los riñones. En el caso de los animales que deben sobrevivir a las bajas temperaturas, como los osos polares o los pingüinos, hacen las veces de aislante térmico.

Colesterol: Esta clase de lípido es la sustancia de la que se sirve el cuerpo para proteger los nervios, desarrollar tejidos celulares y producir hormonas. Es creado por el hígado, o puede provenir también de los alimentos. Un cierto nivel de colesterol es necesario para el funcionamiento de los órganos vitales y para la buena salud, sin embargo el exceso de ésta sustancia en la sangre es capaz de provocar enfermedades coronarias o derrames cerebrales. El colesterol es fuente de otros lípidos, tales como la Vitamina D y las hormonas sexuales, que influyen directamente en la reproducción. Regulan también las funciones de los corticosteroides, un producto glandular que controla el metabolismo y la cantidad de agua y sal presente en la sangre.

Fosfolípidos: Formados por una molécula de glicerol, dos de ácidos grasos y ricos en fósforo, cumplen la función de darle forma a las membranas celulares. Tienen también vital incidencia en el tejido nervioso. Regulan el funcionamiento de los pulmones, sintetizan sustancias que sirven de guías celulares y activan enzimas mitocondriales. Son las moléculas más repetidas en la membrana del citoplasma.

Ácidos grasos: Están formados por oxígeno, carbono e hidrógeno. Se dividen, a su vez, en dos grandes grupos: los saturados y los insaturados. Los primeros poseen enlaces simples, y tienen función carboxílica, mientras que los segundos constan de doble enlace y cumplen labores que van desde la síntesis de moléculas hasta la participación en las mediaciones lipídicas celulares. Los ácidos grasos se encuentran en las nueces, la soja, el girasol, el pescado y algunos aceites, principalmente lo vegetales.

Glucolípidos: Tipo de lípido compuesto por una ceramida y un glúcido, son lípidos complejos que forman parte de las bicapas de la mayoría de las células. Se encuentran en la región externa de la membrana plasmática –también en el interior de algunas organelas-, y se ocupan de la relación celular.



Ceras: Son ésteres de ácidos grasos, y poseen también alcoholes de cadena larga. Son sólidas y no se disuelven con el agua. Cumplen funciones impermeabilizantes merced de su consistencia, también de protección y lubricación. La piel, el pelo, las hojas y las plumas, por ejemplo, están resguardados por una capa cérea. Las ceras tienen lugar, además, en el uso industrial, ya que han sido utilizadas por las cadenas farmacéuticas para la elaboración de medicamentos o para la producción de cosméticos. Las abejas producen también cera en sus panales.

Icosanoides: Poseen veinte átomos de carbono, y cumplen la función de regular el interior celular, participar en la mediación para el sistema nervioso central, activan el sistema inmune y actúan en la manifestación del dolor. Los icosanoides se forman durante la oxigenación de los ácidos grasos esenciales, o se pueden encontrar en los aceites de soja, girasol o maíz. No llegan nunca a las vías sanguíneas, ya que hacen su labor en la membrana celular de todas las moléculas del cuerpo –salvo en los glóbulos rojos- e inmediatamente después se desintegran.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.