Tipos de inversiones



¿Qué son las inversiones?

Dentro del mundo de la economía, se habla de inversiones para hacer alusión a aquellas situaciones en las que las personas optan destinar su dinero a la compra de productos o bien en proyectos que consideren que, a largo plazo, serán más lucrativos que destinarlos al consumo final o que simplemente guardar el dinero en una cuenta bancaria o, como vulgarmente se dice “debajo del colchón”. O también, para la compra de maquinarias o materiales que se utilizarán para la producción de bienes que luego serán vendidos con ganancias.

Se debe tener en cuenta que las inversiones siempre implican algún riesgo pero, si todo sale bien, la persona se puede ver muy beneficiada económicamente.

(Las inversiones siempre implican riesgos)

(Las inversiones siempre implican riesgos)

Actualmente existen múltiples opciones de inversiones en el mercado. Algunas de ellas son más redituables que otras. Así como también hay opciones a largo plazo y otras a corto o unas que precisan más conocimientos que otras.  Algunas de ellas son las siguientes:

1. Acciones: cuando se habla de adquirir acciones, dentro de economía, se hace alusión a la compra de porciones de empresas, que pueden ser de distinto tamaño y pertenecer a las industrias más variadas. Algo que caracteriza a las acciones es que su precio es volátil, va cambiando de acuerdo a lo que los inversores estén dispuestos a pagar y a la situación en la que se encuentre la compañía.

El negocio de las acciones está en comprarlas a un valor bajo para luego venderlas a uno superior, y así obtener diferencias significativas. En este caso, se denomina ganancias de capital. Aunque, en otros casos, los tenedores de acciones también tienen rédito cuando las empresas reparten parte de sus ganancias entre los accionistas. En este último caso se habla de dividendos.

2. Bonos: otra inversión muy común actualmente es la vinculada con los bonos. Se habla de ellos cuando un determinado gobierno o corporaciones precisan financiamiento. Lo que hacen es pedir dinero prestado con la condición de devolverlo con una determinada tasa de interés pautada. Así, el bono es una especie de préstamo que pide una entidad y que devuelve, a largo o corto plazo, dependiendo lo acordado, con creces. Es claro que mientras más tiempo dure el préstamo que la persona realice, el rédito será mayor, por lo que los bonos son considerados como una inversión a largo plazo.

3. Bienes raíces: en economías inestables, una de las inversiones más seguras suelen ser las de bienes raíces, es decir, la adquisición de un inmueble, como puede ser una casa, un local o un departamento, para luego venderla. Se debe tener en cuenta que en la mayoría de los casos, con el paso del tiempo, el valor de los inmuebles suele incrementarse, no como ocurre con un auto, que se deprecia, o incluso con una moneda, cuando hay devaluación. Esto hace que el propietario mantenga su patrimonio y, una vez que vende la propiedad, puede hacerlo a una diferencia que puede resultar significativa, y así generar una ganancia económica.

Además, si el dueño invierte en la misma, mejorándola o ampliándola, puede obtener mayores ganancias aún. De todas maneras, se debe tener en cuenta que vender una propiedad implica ciertos gastos ya que se deben pagar ciertos impuestos y servicios, por lo que ellos deben ser contemplados a la hora de estipular el precio o ver si es lo suficientemente rentable llevar adelante la operación.



4. Negocios: esta clase de inversión implica destinar fondos a una compañía ya existente o para darle inicio a una. Lo que se espera es que con el trabajo de la misma se obtengan ganancias que permitan no solo recuperar la suma inicial, sino que la supere de forma significativa y así obtener un verdadero rédito. Se debe tener en cuenta que estas inversiones pueden ser muy riesgosas ya que es muy difícil garantizar que el negocio en cuestión dé frutos. De no ser así, lo que podía ser una inversión se termina convirtiendo en una pérdida. Es por esto que lo ideal, antes de empezar con estas inversiones, es hacer una investigación de mercado y asesorase lo mejor posible para evitar desencantos.

5. Préstamos: otra opción para invertir es la de prestar sumas de dinero a determinadas personas y acordar un plazo dentro del cual este debe ser devuelto. Por supuesto que siempre dentro del acuerdo también se estipula una determinada tasa de interés que el beneficiario deberá pagar por el servicio ofrecido. De esta forma, la ganancia para el prestamista, que termina actuando como una especie de banco, proviene de la tasa en cuestión.

6. Fondos de inversión colectiva: estas inversiones consisten en una determinada suma de dinero que un grupo de profesionales decide administrar. Esto significa que algunas personas confían su dinero a los profesionales para que ellos decidan qué actividades podrán ser más redituables para sus clientes. Esto puede implicar desde adquirir bonos o acciones, hasta comprar propiedades o participar de alguna compañía. Es decir, cualquier inversión que responda a los intereses de sus clientes: obtener ganancias.

7. Plazo fijo: otra opción a la hora de destinar nuestro dinero a alguna opción que genere rentabilidad es el plazo fijo. Este consiste en colocar en un banco una suma de dinero por un determinado período. De esta forma, el banco se compromete a pagarle, para hacer uso de ese dinero, un determinado porcentaje. Mientras más tiempo que se deje el dinero en el banco, mayor será el interés que se pagará por ello.

Lo mismo ocurre con el monto. A más dinero, más intereses. Esta es una de las opciones menos riesgosas, pero, no son de las inversiones más rentables ya que los intereses no suelen ser muy tentadores. Lo ideal es dejarlo el mayor tiempo posible, pero esto implica no poder hacer uso de ese dinero, o tener que pagar una especie de multa si así lo desee. Es por esto que antes de involucrarse en esta clase de inversiones, la persona debe estar segura que no necesitará ese dinero para destinarlo a otras cuestiones.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.