Tipos de instrumentos musicales



¿Qué es un instrumento musical?

El concepto de instrumento musical alude a aquel objeto que fue especialmente diseñado para emitir oscilaciones de vibración, que se transforman de distintas maneras en sonidos. Los instrumentos musicales muchas veces tienen, además de osciladores, resonadores, que permiten maximizar la fuerza con la que se emite el sonido.

Clases de instrumentos musicales

Una forma tradicional de clasificar a los instrumentos musicales se basa en el tipo de oscilador que produce las vibraciones, esta permite reconocer los siguientes tipos:

Instrumentos idiófonos: son aquellos en los que la vibración ocurre en el propio instrumento, de manera que no tendrá distintas frecuencias, sino, en todo caso, distintos volúmenes. Ejemplos de este tipo de instrumentos son los de entrechoque, en los que dos partes exactamente iguales se chocan (como los platillos); los percutidos, que deben ser golpeados para generar sonido (como el xilófono), y los sacudidos, como las maracas, en las que el sonido se produce por el movimiento de pepitas sueltas, generándose un sonido irregular.

(Xilófono)

(Xilófono)

Instrumentos membranófonos: en ellos el sonido obedece a la vibración de una membrana, hecha generalmente de piel sintética, aunque las hay de origen natural. Para limpiar el sonido producido, muchas veces se utilizan platillos, pero en otros casos lo que se usa para tocar la membrana es simplemente la mano.

Se dividen entre los percutidos (semiesféricos, cónicos o cilíndricos), que serán golpeados para obtener directamente el sonido, como el tambor o la pandereta; los frotados, que no se golpean, sino que el sonido se logra mediante la fricción, como la zambomba, y los no tan conocidos soplados, en los que la membrana está conectada a un tubo que se sopla, como en el kazoo.

(Tambor)

(Tambor)

Instrumentos aerófonos: Están formados por tubos sonoros de distintas formas, en donde el aire que ingresa vibra y al hacerlo produce el sonido. A mayor longitud del tubo, mayor diámetro del tubo y menor presión del aire, el sonido será más grave.

Se puede hacer una distinción, según el tipo de embocadura, entre los de viento-metal (embocadura con forma de pequeño embudo, para apoyar los labios semicerrados, como la trompeta o el trombón de varas), de viento-madera (embocadura de bisel con un borde afilado, como las flautas traversas, o con embocadura de lengüeta simple, como el clarinete o el saxofón), y los de viento sin embocadura (el aire se introduce en forma mecánica, como en el acordeón).



(Saxofón)

(Saxofón)

Instrumentos cordófonos: la vibración que produce el sonido es la de una o más cuerdas, dispuestas en forma tensa. Cuanto más extensa y gruesa sea la cuerda, mayor gravedad tendrá el sonido. Esta clase de instrumentos están entre los más difundidos, y se dividen entre los frotados (las cuerdas se frotan, en general, utilizando un arco con ondas muy finas para hacerlo con delicadeza y generar así un sonido muy suave, el más popular es el violín), los punteados (la vibración se genera haciendo sonar con las manos las cuerdas, sucede con la guitarra o el charango), y los percutidos (el sonido se produce al golpear o percutir las cuerdas, como en el piano).

(Piano)

(Piano)

Instrumentos electrófonos: de aparición más reciente, en ellos el sonido es generado por medios electrónicos, y pueden subdividirse en:

  • De generación eléctrica completa: tanto la generación del sonido como la composición y la mezcla se hacen mediante un proceso electrónico (sintetizador)
  • Eléctricamente amplificados: la vibración ocurre por alguno de los métodos anteriormente mencionados, pero se amplifica de manera eléctrica (órgano)

(Sintetizador)

(Sintetizador)



Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.