Tipos de idiomas



¿Qué es un idioma?

Los idiomas son sistemas de signos utilizados por una comunidad para la comunicación e intercambio de mensajes de manera verbal o escrita. Para poder ser efectivo o utilizado, la comunidad debe compartir este sistema, que se identifica por tener características propias de pronunciación, acento y de inscripción.

(Idiomas. Ilustración)

(Idiomas. Ilustración)

Posee sistemas gramaticales y sintácticos propios, diferenciándose unas de otras según las distintas convenciones que cada territorio tiene para con ella. Por ejemplo, el idioma inglés y el español poseen en su alfabeto la misma utilización de letras, pero no la misma convención en cuanto a lo que ellas agrupadas significan y cómo se pronuncian.

Clases de idiomas

Según su historia y su geografía, y la relación que los individuos tengan para con los idiomas, los mismos pueden ser clasificados por lengua, es decir la condición del idioma:

1. Lengua materna: Es el idioma que aprendemos al nacer. Es el que hablamos con total fluidez y fue traspasado de generación en generación. Muchas veces puede suceder que idioma materno no es el de los padres, ya que si estos hablan un idioma pero por algún motivo emigraron a un territorio con una lengua diferente, los descendientes probablemente aprenderán más rápido el idioma del contexto donde se desarrollen. En este caso puede poseer una segunda lengua o la llamada lengua adquirida, que es la segunda que se aprende con fluidez.

2. Lengua viva: Las lenguas vivas son aquellas presentes en cualquier nativo de una comunidad actualmente en funcionamiento y permanente cambio. Se las llama vivas por la cualidad de poder sufrir alteraciones con el corriente de su uso, pudiendo algunos de los conceptos o denominaciones originales variar o modificarse sustancialmente.

Este tipo de lenguas es cualquiera de las comúnmente utilizadas actualmente. Un ejemplo podría ser el cambio operado en la ciudad de Buenos Aires, en la época de inmigraciones, cuando por influencia de los idiomas italiano, español, alemán y otros, ha dado origen al lunfardo, cuyos términos se acuñaron en su uso cotidiano.

3. Lengua muera: Este tipo de legua, contraria a la anterior, es aquella que no se utiliza formalmente, y que incluso, en algunos casos, ya nadie reconoce o podría llegar a descifrar. Este tipo de lengua ya no es materna de nadie, es decir que no es susceptible a transmitirse de la misma forma ni a sufrir cambios habituales en la otra. Algunos ejemplos son el hebreo antiguo, el latín o el sánscrito.



4. Lengua sagrada: Este tipo de lengua se distingue por su uso, no corriente o materno en los individuos en general, sino solo en rituales religiosos de relevancia. Generalmente la ejecutan los sacerdotes o clérigos que son unos de los pocos que las conocen y suelen ser originales de los rituales que están presentando. El latín, en este caso, es una excepción de la lengua muerta ya que el Papa, por ejemplo, la sigue utilizando.

5. Lengua oficial: Generalmente los territorios reconocen como propia una lengua, para poder distinguir e identificar su sistema lingüístico o idiomático de otro. La lengua oficial es la lengua que internacionalmente un Estado reconoce como propia y que es la que prevalece por otros sistemas por ser utilizado por la mayoría. Es también la lengua utilizada en las constituciones nacionales, actos públicos, en las administraciones o juicios, y con la que se imparte educación en las escuelas.

6. Lengua regional: Dentro de un territorio con una lengua oficial, pueden también existir lenguas regionales dadas las confluencias lingüísticas por la cercanía con otros países con un idioma diferente o por la tradición histórica que una lengua ha tenido en cierto lugar. Un caso es el la lengua Guaraní, que se utiliza en el noroeste de Argentina y es compartida por muchos de sus habitantes, como también en las fronteras con Paraguay y Brasil.

-Pueden también aislarse las lenguas, según las formas de expresión que posean y como sea su composición gramatical u ortográfica. Algunas de ellas son la lengua aislada, sin parentesco con ninguna lengua viva o muerta; la lengua aglutinante, sintética, analítica, fusional, o polisintética.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.