Tipos de hormonas



¿Qué son las hormonas?

A aquellas moléculas que son segregadas por glándulas para luego llegar, a través del torrente sanguíneo, al órgano en el que actúan se las conoce bajo el nombre de hormonas. La rama de la medicina que se encarga de estudiar estas sustancias químicas se denomina endocrinología y justamente se dedica a observar si las hormonas regulan la actividad de los distintos órganos del cuerpo humano y detecta cuando hay algún problema.

(Las hormonas se clasifican según su naturaleza química)

(Las hormonas se clasifican según su naturaleza química)

La naturaleza química como determinante

Si se toma como referencia la naturaleza química, se pueden identificar los siguientes tipos de hormonas:

  • Lipídicas: se trata de aquellas sustancias químicas que tienen la capacidad de poder atravesar la membrana plasmática de célula denominada diana. Es por este motivo que estas hormonas, que son esteroides, se encuentran ubicadas en la superficie de la misma.
  • Peptídicas: estas sustancias químicas derivan de polipéptidos, oligopéptidos y de aminoácidos. Además, en oposición a las hormonas anteriores, estas no cuentan con la facultad de atravesar la membrana plasmática antes mencionada. Es por esto que se encuentran ubicadas en el interior de la célula diana.

Ejemplos de hormonas

Algunas de las hormonas que se encuentran en el cuerpo humano son las siguientes:

Insulina: se trata de una hormona producida por el páncreas y que tiene como principal función la regulación del nivel de azúcar en sangre. Por medio de esta sustancia química es que los tejidos absorben el azúcar que la persona necesita para tener energía. La falta de insulina es la causa de la diabetes, enfermedad que se produce por el exceso de azúcar en sangre.

Prolactina: entre otras funciones, esta sustancia química se encarga de estimular a la producción de la leche materna. Esta hormona se secreta en la parte anterior de la hipófisis y también promueve la síntesis en la zona uterina de la progesterona.

Del crecimiento: también conocida como HG, esta sustancia química tiene, entre otras funciones, un papel fundamental en la reproducción celular así como también en el crecimiento y regeneración de los seres vivos.

Aldosterona: esta hormona, que es secretada por la corteza adrenal se encarga de inhibir los niveles de sodio que han sido excretados por la orina. De esta manera, tanto la presión como el volumen sanguíneo se mantienen estables.

Tirostropina: también conocida como TSH, esta hormona se genera en la pituitaria anterior y tiene un rol fundamental en el equilibrio y estímulo de las hormonas tiroideas. Es por ello que también se la conoce bajo el nombre de hormona estimulante de la tiroides.

Luteoestimulante: también conocida bajo el nombre de hormona luteinizante o simplemente LH, esta sustancia química es producida en la glándula pituitaria y tiene entre sus principales funciones la regulación de la secreción de la testosterona y progesterona.

Tiroxina: esta hormona, cuya abreviación es T4, es secretada por la glándula tiroides. Su función principal es la regulación del sistema suprarrenal. Por otra parte, esta sustancia química influye en el desarrollo y el crecimiento de la persona. También, su funcionamiento influye en el estado de ánimo de las personas, por todo esto, es importante que la tiroxina se encuentre equilibrada. Si la persona tiene T4 en exceso, padece lo que se denomina hipertiroidismo. En caso contrario, es decir, si tiene por debajo de lo normal, se habla de hipertiroidismo.



Glucagón: esta hormona es producida por el páncreas y tiene como función principal incrementar los niveles de azúcar en sangre. Esto significa que cumple la función opuesta a la de la insulina, antes mencionada. Y lo logra estimulando a los músculos y estómago.

Relaxina: se trata de una sustancia química cuya secreción ocurre en la etapa de gestación, en manos de los ovarios y la placenta. Entre sus principales funciones se encuentran las de dilatar el cuello uterino para que el parto pueda llevarse adelante. Además de esto, se encarga de relajar la zona de la pelvis y de hacer que la zona se vuelva más elástica.

Sopresina: junto con el estriol y la estrona, esta hormona completa los tres estrógenos naturales propios de la mujer, siendo el más importante de todos. Entre otras funciones, cumple un rol fundamental en el desarrollo de los órganos sexuales y senos. Su concentración se incrementa durante el período de ovulación, siendo justamente secretada por los ovarios.

Progesterona: también conocida como P4, esta hormona es secretada, principalmente, por los ovarios y resulta fundamental en la concreción del embarazo ya que tiene la función de acondicionar el útero, luego de la ovulación, para que se implante el óvulo ya fecundado. Sumado a ello, es indispensable para la producción de la leche.

Melatonina: se conoce bajo esto nombre a aquella hormona que secreta la epífisis y tiene entre sus principales funciones la regulación del ciclo circadiano. Además, su secreción se encuentra condicionada por la luz y la oscuridad. Mientras que de noche su generación se encuentra estimulada, por el día se ve inhibida. Sumado a esto, la melatonina tiene la facultad de equilibrar al sistema inmune y también se la consume para revertir desórdenes en el sueño.

Cortisona: ubicada por encima de los riñones, se trata de una sustancia química que tiene entre sus principales funciones inhibir reacciones ocasionadas por alergias o incluso cuando la persona padece alguna inflamación. Esta hormona es secretada por glándulas suprarrenales.

Oxitocina: se trata de una hormona secretada por la glándula pituitaria y que resulta clave para el equilibro emocional de las personas ya que, entre otras cosas, cumple con la función de inhibir estados de estrés o ansiedad.

Testosterona: es una de la hormona masculina con mayor importancia y se produce en la zona de los testículos. Es por medio de ella que se desarrollan los espermatozoides así como también los caracteres masculinos, como el crecimiento del vello en el cuerpo y rostro, la contextura muscular y la altura, que suelen ser superiores a las de la mujer. En el caso de las mujeres, estas también secretan esta sustancia química, pero en una medida mucho menor. Entre otras cosas, tiene en ellas una influencia en su estado anímico.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.