Tipos de gramática



¿Qué es la gramática?

La gramática es la parte de la lingüística que estudia la serie de reglas que determinan y organizan la sucesión y el funcionamiento de las palabras dentro de oraciones o textos. Busca de algún modo establecer las condiciones del ‘buen uso del idioma’ y no debe confundirse con la ortografía, que se centra en la correcta escritura.

(La gramática forma parte de la lingüística)

(La gramática forma parte de la lingüística)

Si bien a veces se entiende a la gramática como el estudio de las reglas y los principios sintácticos, no abarca solamente eso.

Clases de gramática

Las dos categorías básicas más conocidas son:

-Gramática oracional: es aquella por todos conocida por ser la que se enseña en la escuela, analiza las estructuras en sus aspectos morfológicos y sintácticos dentro de los límites de la oración.

-Gramática textual: es aquella que extiende el análisis considerando al texto como un todo y teniendo presente al emisor y al receptor. Además de considerar los aspectos ya citados, abarca cuestiones semánticas y pragmáticas.

Algunos enfoques

Desde el punto de vista de los especialistas en el estudio del lenguaje y su evolución, se reconocen diversos enfoques y corrientes de pensamiento para su análisis. Se enumeran a continuación algunos de ellos:

-Gramática normativa (o prescriptiva): se ocupa de la adecuación de los textos a las normas existentes en la lengua, y de la elaboración de tales normas. Existen en los diferentes idiomas instituciones normativas por excelencia, como la Real Academia Española.

-Gramática descriptiva: analiza los morfemas (unidades pequeñas que conforman las palabras).

-Gramática funcional: profundiza en la manera en que las palabras se utilizan y en que la oraciones y los textos se van adecuando a las diferentes situaciones (comunicacionales, sociales, etc.).

-Gramática comparada: aborda el análisis de las semejanzas y diferencias entre distintas lenguas, también investiga cómo influye una lengua sobre otra.

-Gramática histórica: se centra en la lengua como un elemento vivo sujeto a cambios. En este sentido, a veces se distingue en:



-Sincrónica: analiza una lengua determinada, en un momento histórico determinado. Un informe sobre el lenguaje o alguno de sus aspectos en las lenguas amerindias en el momento de la conquista española sería un ejemplo de ello.

-Diacrónica: en contraposición a la anterior, esta gramática busca entender la evolución de las lenguas como proceso histórico, y por lo tanto, de qué manera se desarrollan sus cambios. El lenguaje del Virreinato del Río de La Plata durante toda su extensión histórica, podría ser estudiado por este tipo de gramática.

-Gramática estructuralista: corriente desarrollada a partir del trabajo de Ferdinand de Saussure, que se basa en el concepto de que la lengua es un sistema de signos y hace hincapié en la idea de investigarla no solo por  sus manifestaciones escritas, sino también orales. La gramática estructural concibe cada lengua como un sistema que tiene varios niveles, cada uno con sus elementos propios, que se interrelacionan.

-Gramática generativista o generativa transformacional: fue propuesta por Noam Chomsky y entiende a la lengua como parte del patrimonio genético de los seres humanos. Por esta razón, para Chomsky la gramática debía expresar explícitamente las reglas que, sin saberlo, utilizan los hablantes y los oyentes.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.