Tipos de glóbulos blancos



¿Qué son los glóbulos blancos?

La sangre es el líquido que recorre el cuerpo de un vertebrado, oxigenando y distribuyendo los nutrientes a las células. Además de esta importante función, transporta los desechos de estas células fuera del mismo. Los elementos que la componen se dividen entre: las células sanguíneas, que son los glóbulos blancos, y los derivados celulares, que son los glóbulos rojos y plaquetas.

(Glóbulos Blancos. Ilustración)

(Glóbulos Blancos. Ilustración)

Los glóbulos blancos, también llamados leucocitos tienen su origen en la médula ósea. Defienden al organismo de los agentes externos, y son parte del sistema inmunitario. En valores saludables, el cuerpo humano tiene entre 6000 y 9000 glóbulos blancos por milímetro cúbico de sangre. Se denomina leucopenia cuando el valor es más bajo, y leucocitosis cuando es alto. Ambos desequilibrios traen múltiples problemas de salud al ser humano.

Glóbulos rojos: clasificación

Si bien las funciones de cada tipo de glóbulo blanco están en permanente investigación, expondremos algunas de ellas en términos generales y según las últimas actualizaciones sobre el tema.

Eosinófilos: normalmente son del 1% al 3% de todos los leucocitos. Son fagocitos débiles. Esto último refiere a su capacidad de poder introducir en su interior a otros microoganismos, con el objetivo de eliminarlos. Manifiestan quimiotaxia, o sea que dirigen sus movimientos en función de la concentración de sustancias químicas. Hacen su entrada en la sangre durante reacciones alérgicas y, en las infecciones por parásitos. Técnicamente eliminan substancias tóxicas en los tejidos.

Basófilos: forman solo el 0.4% de los leucocitos circulantes. Los mastocitos liberan heparina hacia la sangre, que puede prevenir la coagulación de ésta. También acelera la eliminación de las partículas de grasa después de una comida con alto contenido grasoso. Dado el desacuerdo al respecto de lo que sucede con los basófilos, es posible que pasen dos cosas: que los basófilos de la sangre secreten heparina como los mastocitos, o que la sangre transporte basófilos hacia los tejidos con el fin de convertirlos en mastocitos.



Neutrófilos: componen el 62%. Tiene la característica de ser un fagocito pero de tamaño más pequeño. También presenta quimiotaxia, y es la primera célula que actúa ante un proceso inflamatorio. A su vez, es conocida como célula kamikaze debido a que, generalmente, es destruida durante los momentos de defensa del cuerpo. Eligen operar en grupo contra el agente ó cuerpo extraño.

Linfocitos: dentro de esta categoría varios tipos de células son abarcadas,  que se asemejan en las características de coloración. Algunas de ellas aparentan ser células multipotenciales, parecidas a la célula madre primordial. Son consideradas de gran importancia dado que pueden producir casi cualquier tipo de célula. En tanto, muchos de los otros linfocitos que circulan tienen funciones especiales en el proceso de inmunidad.

Monocitos: es un fagocito por excelencia. Como los neutrófilos, manifiesta quimiotaxia. Tiene la particularidad de transformarse en una célula especializada conocida como  macrófago. Es capaz de comer grandes cantidades de cuerpos extraños y/o restos celulares. Puede crecer hasta 10 veces su tamaño. A diferencia del neutrófilo, esta célula elimina los microorganismos con mayor lentitud, pero engrandece mucho más.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.