Tipos de gimnasia



Los tipos de gimnasia hace alusión a aquellos deportes que consisten en una serie de ejercicios de carácter físico en los que el deportista necesita flexibilidad, agilidad, fuerza e incluso un toque de elegancia. Por lo general se identifican distintos tipos de gimnasia y pueden hacerse de forma grupal o individual, dependiendo los casos. Algunas variantes son las siguientes:

General: esta clase de gimnasia se caracteriza por realizarse en grupos de hasta 150 personas en los que sus individuos realizan coreografías de forma sincronizada. Por lo general, esta variante permite resaltar los rasgos culturales de aquella sociedad en la que se practique y es una forma creativa de promover el cuidado de la salud así como también la socialización de sus integrantes. Los grupos de gimnasia general pueden estar compuesto por todas personas del mismo sexo o bien, ser mixtos, esto depende de cada presentación.

Artística: esta disciplina es considerada un deporte olímpico y consiste en un grupo de deportistas, mixto o no, que realiza una serie de movimientos corporales de manera coordinada para así conformar una coreografía. Dentro de esta disciplina puede haber competencias individuales así como también grupales y en estas los deportistas pueden o no hacer uso de aparatos, dependiendo el caso. Algunos de los aparatos que suelen utilizarse en estas competencias son las barras de equilibrio, las barras simétricas, el potro, los anillos, las barras fijas, entre otros.

Rítmica: esta gimnasia se caracteriza por ser una combinación de danza, ballet, gimnasia e incluso la utilización de varios de los elementos que funcionan como acompañamiento. Si bien en un principio esta disciplina fue diseñada para ser practicada únicamente por mujeres, en la URSS de los años ’30, actualmente se trata de un deporte practicado tanto por hombres como por mujeres y se ha expandido a lo largo de distintos países del mundo. Los deportistas que practican la gimnasia rítmica suelen valerse de elementos como cintas, aros, cuerdas, mazas o pelotas para acompañar sus coreografías.

Aeróbica: esta disciplina se caracteriza por tratarse de una rutina que se ejecuta en alrededor de un minuto y medio, en el que debe reflejarse un buen uso de la fuerza; la capacidad de ser flexible; buen manejo de los elementos de dificultad y la habilidad de poder llevar adelante una serie de movimientos de manera continua. La gimnasia aeróbica puede practicarse en grupos de cinco personas, en tríos o en parejas que, en todos los casos pueden estar compuestos por personas del mismo sexo o ser mixtos.

Acrobática: esta disciplina, a la que algunos denominan acro – sport, se ubica entre las más antiguas dentro de la historia puesto que ya hay rastros de ellas en las pinturas realizadas en la etapa del antiguo Egipto. Reconocido por la Federación Internacional de Gimnasia, esta disciplina puede ser practicada en parejas, tríos e incluso cuartetos, ya sean mixtos o del mismo sexo. Un rasgo de esta gimnasia es que el cuerpo del deportista actúa como un aparato motor.

Estética: en esta variante de la gimnasia, los deportistas no sólo intentan realizar actividades físicas, sino que al mismo tiempo tienen la intención de darle belleza y armonía a su figura. Esta gimnasia puede estar compuesta por ejercicios empleadas en las otras variantes de gimnasia, siempre que permitan alcanzar estos fines.

Ortopédica: esta variante dentro de la gimnasia se caracteriza por estar destinada a pacientes que requieran corregir alguna parte de su cuerpo o fortalecerla. También puede contar con ejercicios específicos destinados a personas que hayan tenido algún accidente o trauma físico del que requieran rehabilitarse. En estos casos, los especialistas diseñan ciertos ejercicios específicos que consideren adecuados para cada caso en particular.



Militar: esta gimnasia se caracteriza por contar con la presencia de una voz de mando que actúa como director del grupo. En este caso, lo que busca el director es que los distintos individuos realicen con total uniformidad los movimientos pautados. Para alcanzar esto, los entrenamientos suelen ser sumamente estrictos y rigurosos.

Pasiva: en estos casos, la persona recurre a la utilización de aparatos que posean algún sistema de electrodos de bajo voltaje para así aplicarlos en una determinada zona del cuerpo. De esta manera, la persona recurre a estos artefactos de estimulación eléctrica -para reducir las grasas depositadas, la flacidez o incluso endurecer músculos- en vez de realizar actividad física. Los fines con los que se ejecuta la gimnasia pasiva no son sólo por estética corporal, sino que a veces son un mecanismo de rehabilitación que se les destina a aquellas personas que no pueden efectuar fuerza corporal por algún determinado motivo.

Educativa: destinada a los niños, este tipo de gimnasia es la que se les enseña con el objeto de que aprendan y desarrollen las distintas capacidades para las que su cuerpo se encuentran aptas. Entre ellas, las más importantes son la agilidad, la flexibilidad y la fuerza. Para esto, se les enseña a realizar saltos, giros y volteretas, entre otros ejercicios, para que después realicen secuencias, que deben aprender y repetir.

Suave: por lo general esta gimnasia está destinada a aquellas personas que posean algún problema óseo y que por lo tanto se vean impedidos de realizar fuerza. Por medio de las gimnasias suaves, como es el Tai – Chi, las personas logran mantener la agilidad y fuerza del cuerpo sin la necesidad de realizar fuerza. Para ello, los ejercicios suelen ser una combinación de movimientos lentos y suaves que eliminan tensiones, tanto psicológicas como físicas. Debido a sus características la gimnasia suave es muy practicada no sólo por personas enfermas sino también por aquellas de edad avanzada, que se vean limitadas a la hora de realizar movimientos y fuerza física por su edad.

Aplicada: esta gimnasia se caracteriza por contar con una serie de ejercicios destinados a una determinada parte del cuerpo humano que se quiera ejercitar. Por lo general esto se utiliza en casos de rehabilitación en los que el paciente cuenta con una zona de su cuerpo dañada o debilitada. También hay quienes recurren a ella para ejercitar una parte que hace mucho que no lo hacían o que simplemente quieren fortalecer.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.