Tipos de gallinas



¿Qué son las gallinas?

La gallina es un animal vertebrado de la familia de las aves. Se caracteriza por poner huevos y tener plumas pero no poder volar.

(Las gallinas se clasifican según sus usos)

(Las gallinas se clasifican según sus usos)

Generalmente se comercializan sus huevos, que son el resultado de sus óvulos no fecundados, con estos se pueden realizar diversas comidas como omelettes, huevos frito, tortilla, toras variadas, etc. Este alimento es altamente recomendados para los deportistas ya que poseen una gran cantidad de proteínas.

También, los huevos son utilizados de forma científica o para investigación por la albumina que contiene una molécula que, utilizada correctamente, sirve como reemplazante de un producto utilizado en la quimioterapia para paciente cancerosos que tiene consecuencias muy nocivas para la salud.

Razas de gallinas

Se conocen una gran cantidad de razas que pueden clasificarse según la utilidad que presentan cada una:

Gallinas de postura: son conocidas por sus grandes aptitudes de puesta, son livianas y muy activas. No poseen un gran tamaño, al contrario, suelen ser pequeñas o medianas. Son muy fértiles, por el gran desarrollo de su sistema reproductor y tienen además muy poca masa muscular.

Son muy rústicas y no requieren de muchos cuidados. Prefieren los climas cálidos y templados. Para la producción y venta de huevos se requiere un control exhaustivo sanitario y una alimentación adecuada, aunque si son de uso doméstico esto no es necesario.

Para su venta en necesario tener los galpones aclimatados según las normas de sanidad correspondiente como mantener un control de enfermedades y condiciones ambientales previamente establecidas: humedad del 40-60%, buena ventilación, espacio suficiente para que las aves puedan moverse sin dificultades, etc. Las razas más conocidas son: Leghorn, Minorca, Andaluza, etc.

Gallinas de carne: Son aves más bien pesadas con un gran desarrollo a nivel muscular, especialmente en el área de los muslos y la pechuga, que son utilizadas para la comercialización de su carne. Requieren los mismos cuidados y exigencias que las aves ponedoras, pero su alimentación cambia considerablemente ya que como resultado se obtiene un producto mucho más grande y de gran cantidad de masa muscular.

Suelen ser más propensas a las enfermedades por lo que se controla mucho más el estado del galpón donde se encuentran. Hoy en día se pueden encontrar los llamados galpones automatizados que cuentan con equipamiento tecnológico específico que controla la temperatura, la humedad, las dosis de comida y agua, etc. para que el trabajo sea más preciso y requiera menos esfuerzo. Las razas más utilizadas son: Hubbard, Arbor Acres, Orpington, Brahmas, Cochinchinas, etc.



Gallinas de doble propósitos: Estas aves se crían como productoras de huevos y también para ser utilizadas por su carne. Su producción de huevos es menor que las especializadas solamente en esto y su crecimiento es más lento que las razas utilizadas para carne. Sin embargo, son menos propensas a enfermedades, más tranquilas y más fuertes.

Se adaptan mejor a los diferentes cambios climáticos. Se utilizan a nivel doméstico o en criaderos artesanales, sin grandes mercados o para consumo propio. Las razas más utilizadas son: Plymouth Rock, las New Hampshire, Rhode Island, Sussex, etc.

Gallinas ornamentales: Estas aves son criadas únicamente por su aspecto exótico y singular. Su propósito es el de adornar o exponer. Son utilizadas en zoológicos, parques, lugares turísticos o bien en casas de manera ornamental. Una de la principal raza utilizada es la Sebright plateado.

Gallinas tipo criollas o de campo: Son producto de una larga selección natural y se caracterizan por su gran resistencia ante cambios climáticos y enfermedades diversas. Se desarrollan bien en un ambiente con un amplio cambio de temperatura y humedad.

No requieren de una alimentación determinada, sino que pueden comer desechos orgánicos así como desechos de la huerta o insectos que encuentran entre la tierra. No producen gran cantidad de huevos ni contienen mucha masa muscular por lo que no son recomendadas para el consumo de carne.

Gallinas mejoradas: Son el resultado de cruzar un gallo de pura raza con gallinas criollas. De esta manera se obtiene un ave con una gran resistencia a los cambios climáticos y enfermedades y, a su vez, una gran producción de huevos y carne para comercializar. Este método debe realizarse de una manera determinada para obtener mejores resultados, es decir, cada una determinado tiempo es recomendado cambiar el gallo, las gallinas, etc.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.