Tipos de fuentes



¿Qué son las fuentes?

Las fuentes son los datos que dan origen a las conclusiones de una investigación. Son, en muchos casos, investigaciones que ya han sido realizadas y que sirve de apoyo para nuevas conclusiones que eventualmente serán fuentes. De este modo, se consideran elementos engendradores, que pueden aparecer de muchas formas: documentos, instituciones, colecciones, materiales, imágenes, gráficos, o hasta a veces el simple testimonio de una persona.

(Las fuentes son datos que originan las conclusiones de una investigación)

(Las fuentes son datos que originan las conclusiones de una investigación)

Una fuente de investigación es causal de la conclusión que se extraiga, de no existir no podría llegarse a esa idea. Es por ello que el término se aplica para las raíces de cualquier asunto (fuente de preocupación) y también en la informática, donde el código fuente es el conjunto de instrucciones que recibe la computadora para ejecutar acciones. Una primera clasificación de las fuentes se hace de acuerdo a su validez (y por tanto a la confiabilidad), pero la más útil se hace respecto a su originalidad: es decir, a si han sido elaboradas para ser fuentes, o aparecen como fuentes por decisión del investigador.

Fuentes: clasificación

Fuentes primarias:

Proveen algún tipo de testimonio o evidencia directa sobre algún tema que se investigará. La información es original, ha sido publicada por primera vez y no ha sido interpretada ni filtrada por nadie. Es fundamental que sea creada por un testigo del acontecimiento, aún cuando vaya a escribirla mucho tiempo después. No tienen una validez por defecto mayor o menor que las fuentes secundarias, pero deben ser encaradas de otro modo: Explicación causal, intencionalidad, circunstancias históricas, análisis, comentario del contenido, valoración general.

Las fuentes primarias serán de muchos tipos distintos, como las escritas (documentos privados y públicos, publicaciones, diarios personales, correspondencias, obras científicas o literarias, entre otros) las iconográficas (pintura, arquitectura, fotografía, cine), las orales (testimonios directos, grabados) o las culturales (objetos varios, paisajes).

Fuentes secundarias:



Contienen información primaria, pero reorganizada y no expuesta en su formato original. En algunos casos, también, aparecen como una mediación hacia los datos primarios ante la inexistencia de fuentes de ese tipo, pero también a veces (cuando contienen descripciones exactas de acontecimientos) llegan a ser tan valiosas como las primarias. Errores del estilo de inexactitud de fechas pueden aparecer en ambos tipos de fuentes, sin embargo se acostumbra a privilegiar lo que aparece en las primarias.

Para el estudio de las fuentes secundarias debe tenerse una metodología clara, que permita sacar las conclusiones relevantes y pertinentes: acceder a la información previa, leer comprensivamente, analizar y clasificar, interpretar y comprender, y recién ahí elaborar la conclusión. Ejemplos de fuentes secundarias podrían ser una partida de defunción, en la medida que se esté investigando algo que no sea la muerte y que aparezca en ese documento, o el testimonio de un vínculo directo de una persona que haya participado en algo, pero no efectivamente la persona.

Fuentes terciarias:

A veces, las fuentes secundarias contienen algo que las remite a ellas, dejando de ser fuentes de evidencia y pasando a ser fuentes de acceso, de interpretación y acomodo de las evidencias. Son guías físicas o virtuales que contienen información sobre otras fuentes, facilitando el acceso a ellas. Dentro de este grupo pueden aparecer bibliografías, catálogos de biblioteca, artículos sobre resultados de una encuesta, todo tipo de documentos que presentan un análisis y también una versión un poco más resumida de otra fuente.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.