Tipos de fichas bibliográficas



¿Qué son las fichas bibliográficas?

A la hora de estudiar, las fichas bibliográficas resultan una herramienta muy útil. En ellas, lo que se presenta es s el nombre del o los autores y pueden agregar un pequeño resumen del contenido o una mención de los conceptos o datos que se aborden y que resulten ser los más importantes, dentro de un material bibliográfico.

Estas fichas se confeccionan en hojas de papel, con renglones, que por lo general tiene una medida de 8 x 12 centímetros. Lo ideal es tenerlas a manos durante el proceso de estudio ya que sirven como una guía muy práctica que les ahorra mucho tiempo a los estudiantes a la hora de localizar los contenidos o la bibliografía utilizada.

Las fichas según sus datos

Dependiendo los datos que posean las fichas, se pueden identificar los siguientes tipos:

De un solo autor: como su nombre indica, en estas fichas se coloca quién es el autor del libro. Para esto, se escribe primero el o los apellidos, en mayúscula, seguido de una coma y el nombre de pila. Luego de esto, se coloca, en bastardillas, el título completo de la obra, siempre la primera letra con mayúscula. En caso de hacerla a mano, el título debe ser subrayado, para que logre ser identificado visualmente, pero jamás puesto entre comillas. Después de esto, se agrega el nombre de la editorial, la edición, el lugar y año en el que fue publicado y, por último, se deben detallar, luego de la abreviación “p.” la o las páginas en las que se encuentra la información que se quiere destacar.

De dos autores: También puede ocurrir que el libro cuente con dos autores. En estos casos, se los debe colocar en orden alfabético y separarlos por la letra Y.

De tres o más autores: En caso de que los autores sean tres o más, se coloca el nombre del primero de ellos, siendo el que tenga la primera de las letras de su apellido más cercana a la A. Después se coloca la expresión latina “Et al”, que quiere decir “y otros” y, a continuación, los mismos datos que en las fichas de un solo autor.

De autor anónimo: Si llegase a ocurrir que el texto es anónimo, en el lugar en el que se coloca el apellido y nombre, en las fichas bibliográficas de un solo autor, se pone la palabra “anónimo”, en letras mayúsculas.

De autor con pseudónimo: en muchos casos, puede ocurrir que el autor firme con un pseudónimo, por lo que es éste el que debe colocarse en el lugar del apellido y nombre del autor, y mantener la misma estructura que las fichas de un único autor, aunque lo ideal es tratar de descifrar el verdadero nombre, lo cual no siempre es posible.

De una obra con varios tomos: en caso de que el material utilizado haya sido tomado de una obra que contiene varios tomos, se debe colocar, en la ficha bibliográfica, el título completo de la obra para luego detallar el nombre de la editorial. Acto seguido, se debe detallar el lugar y la fecha de publicación. A continuación se coloca la palabra “Tomos” y el número total de tomos que contenga la obra utilizada.

De una antología: en esta clase de libros, en los que se compilan artículos escritos por diferentes autores, la ficha se confecciona de manera similar a la de un único autor. La diferencia radica en que, en vez de colocar el nombre y apellido del autor del artículo, se coloca el del compilador de la obra, aclarando entre paréntesis que justamente es el “compilador”. De esta forma, se escribe apellido y nombre del autor, seguido del nombre de la obra. A continuación, se debe colocar la fecha y el lugar de edición, el nombre de la editorial y, por último, la o las páginas utilizadas.



Artículo de una antología: en caso de que se utilice un artículo específico, se debe aclarar, en la ficha bibliográfica, el apellido y nombre del autor de dicho artículo. Seguido a esto, se debe escribir el apellido y nombre del compilador, aclarando entre paréntesis que es el “compilador”. Luego de esto, se debe incluir el lugar en el que fue publicado, la fecha y el nombre de la editorial. A continuación, las páginas utilizadas.

Fichas hemerográficas

Si la obra de la que se va a realizar una ficha bibliográfica no fuese un libro, sino una publicación, ya sea diario o revista, se las considera Hemerográficas. En este caso, la información que se desea almacenar en una ficha es la que ha sido incluida en alguna revista o diario.

Los datos que se colocan son los que, por lo general, están impresos en la parte superior de la tapa de la publicación y son los siguientes: el título de la publicación, que debe ser subrayado; el apellido y nombre del editor o director de la publicación; la fecha en la que fue impresa y, por último, el lugar de edición. Dentro de las fichas hemerográficas se deben identificar las siguientes variantes:

  • Ficha de un artículo de revista: si la ficha alude a un artículo que ha sido publicado en una revista, los datos que no pueden faltar son los siguientes: autor y título del artículo; título de la publicación; lugar en el que ha sido publicado; año o número del volumen; número de fascículo; página inicial y final del artículo y, por último, fecha en el que fue publicado.
  • De diario: cuando la ficha es respecto a un diario, material que muchas veces puede ser utilizado como fuente de estudio, son varios los datos que se deben colocar. En primer lugar, el nombre de la publicación. Más adelante, se debe detallar el nombre del director de la publicación y, finalmente, fecha y lugar de publicación.
  • De artículo periodístico: en estas fichas los datos que se tienen que incluir son varios: en caso de que tenga, nombre del autor del artículo, seguido del título del mismo. Luego de ello, se debe colocar el título de la publicación, para luego redactar la fecha y número de la publicación. También, es necesario aclarar el nombre de la sección en el que fue publicado y, finalmente, el número de página en el que se ubica el artículo periodístico.

 

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.