Tipos de fibras musculares



¿Qué son las fibras musculares?

La fibra muscular es una clase especial de célula que tiene la capacidad de contraerse y relajarse en respuesta a diversos estímulos, que pueden ser químicos, eléctricos o mecánicos. Son células fusiformes con abundantes mitocondrias; también reciben el nombre de miocitos.

(Fibras musculares. Ilustración)

(Fibras musculares. Ilustración)

Las fibras musculares son fundamentales para la vida y están presentes en muchos órganos para permitir la contracción involuntaria que asegura su funcionalidad (por ejemplo, en las paredes del estómago, del intestino, de la vejiga). Además, conforman los músculos que posibilitan nuestros movimientos voluntarios.

Clasificación de las fibras musculares:

-De tipo I (también se las llama fibras rojas o de contracción lenta): predominan en los músculos rojos; son de diámetro reducido, ricas en mioglobina y mitocondrias y pobres en glucógeno. Son muy resistentes a la fatiga pero generan poca fuerza, de modo que son importantes al realizar actividades de baja intensidad pero que exigen resistencia.

Tienen elevada capacidad oxidativa y contribuyen en gran medida al metabolismo aeróbico, por lo que desempeñan una función relevante durante el desarrollo de actividades deportivas de alta demanda de oxígeno (ejemplos: maratón, ciclismo).

-De tipo IIa (otra denominación que reciben estas es la de fibras intermedias). También son fibras rojas que resisten a la fatiga, pero no tanto como las anteriores. Su poder de contracción es mayor. Tienen un nivel de actividad oxidativa intermedio y abundante glucógeno. Además, tienen una alta actividad de ATPasa y fosforilasa. Son especialmente exigidas durante actividades donde entran en juego tanto la fuerza como la resistencia, como durante el patinaje o la natación.

-De tipo IIb (se las denomina también fibras blancas, de contracción rápida o explosiva). Es el tipo de fibra muscular más rápido. Su contenido de mioglobina y mitocondrias es menor, razón por la cual la fatiga sobreviene mucho más rápido en este tipo de fibras que en las anteriores (son anaeróbicas). Asimismo, son ricas en glucógeno. Si bien este tipo de fibras se asocian a la realización de esfuerzos mayores, lo pueden sostener durante menos tiempo.

Entran en juego principalmente durante la realización de ejercicios intensos que demandan mucha fuerza, como el levantamiento de pesas. Por otra parte, son las que tienen mayor potencial de expansión (hasta 4 veces), por eso son las que “pueden ser trabajadas” en disciplinas que buscan el aumento de la masa muscular, como en el fisicoculturismo.



El cuadro que se presenta a continuación resume las principales características de los distintos tipos de fibras musculares:

Tipo I Tipo IIa Tipo IIb
Actividad de las enzimas oxidativas Alta Media/alta Baja
Actividad de las enzimas glucolíticas Baja Alta Alta
Cantidad de glucógeno Bajo Medio Medio
Tiempo de contracción 60-110 ms 30-55 ms 20-47 ms
Resistencia a la fatiga Muy alta Alta Baja
Tamaño (µ2) 1,70 2,90 5,30
Irrigación Grande Grande Escasa
Mitocondrias Muchas Normal Pocas


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.