Tipos de Estado



¿Qué es el Estado?

El concepto de Estado tiene múltiples acepciones. Dentro del ámbito político es aquel término que se utiliza para hacer alusión a la forma de organización a nivel político y coercitivo que afecta a un determinado grupo social.

Dentro del Estado, entonces, se agrupan a las instituciones que controlan, en un determinado territorio establecido, a la comunidad que allí vive. Esto se debe a que dichas instituciones cuentan con la potestad y autoridad para hacerlo y, además, son las que se encargan de formular las leyes que allí se aplican, dependiendo de su ideología política.

Quienes gobiernan son los individuos que, por un determinado período de tiempo, se encargan de ocupar los cargos en las instituciones que conforman al Estado.

Clasificación de Estado

El concepto de Estado puede ser clasificado de distintas formas, teniendo en cuenta diferentes criterios, algunos de ellos son los siguientes:

-Dependiendo del papel del Estado en la administración del orden económico y social, se identifican dos tipos de Estado:

1. Federal: esta forma de Estado se caracteriza por la existencia de la división de poderes dentro del territorio del mismo. Esto significa que, no sólo se reparte el poder político en distintas instituciones, sino que también en diferentes niveles de gobierno, en el que cada uno de los Estados tiene su propia constitución. Además de esto, existe una repartición en la facultad de cobrar impuestos para poder afrontar el pago de las actividades establecidas.

Por último, existen órganos jurisdiccionales se son los que se encargan de intervenir en los conflictos surgidos, para así solucionarlos. También se debe tener en cuenta que existen entes federales que tienen la facultad de intervenir en los distintos Estados, como puede ocurrir, por ejemplo, con el Senado.

2. Unitario: a diferencia de la forma de Estado anterior, en esta existe una unidad tanto en los ordenamientos jurídicos como en los territoriales. Esto implica que el Estado resulte concentrado y centralizado, lo que significa que la toma de decisiones y el ejercicio de poder se centran en un único nivel político, que es el nacional. Aunque puede ocurrir que ciertas funciones o tareas sean cedidas a otros niveles.

-Teniendo en cuenta el orden jurídico, en cuanto al poder, el derecho y la sociedad, los Estados pueden ser clasificados en:

1. Social: esta forma de Estado intenta garantizar, a partir de condiciones materiales mínimas para los individuos, el ejercicio de los derechos ciudadanos. Dentro de esta forma de Estado no se prioriza la libertad jurídica y política sino, la igualdad social. Es por ello que apunta a reivindicar a los grupos económicos con mayor debilidad y fomenta la pluralidad para controlar el ejercicio del poder político y para expresar las demandas sociales.

Otra de las metas que se proponen los Estados sociales es que los ciudadanos puedan tener una mayor participación en los ámbitos económicos, políticos, culturales y sociales. Para que esto pueda concretarse es que se promueve la división del poder no sólo de forma horizontal, sino también vertical y en donde existe un control de los órganos de poder. Otro rasgo de esta forma de Estado es que fomenta la intervención social en el ámbito económico siendo el Estado un ente encargado de garantizar la protección de la sociedad y de comportarse como un actor económico.

2. Liberales: en Estados como estos, los elementos que componen al orden jurídico y político intentas que los derechos de los ciudadanos queden garantizados. Para ello, existen las leyes y la Constitución, a la que deben ser sometidos tanto los ciudadanos como los poderes públicos.



Por otro lado, dentro de un Estado liberal existe una división de poderes; se reconocen una serie de libertades y derechos de los ciudadanos, que cuentas con garantías de tipo jurídicas y busca evitar cualquier abuso de poder. Dentro de las libertades que esta forma de Estado intenta garantizar, se encuentran las políticas y las civiles. A diferencia del Estado social, en el Liberal, el Estado no opera como un actor económico, aunque no se descartan las medidas proteccionistas para fomentar la actividad nacional.

3. Bienestar: esta forma de Estado surge en la década de los ’30. De acuerdo a esta forma de Estado, diseñado a partir de las ideas keynesianas, es el propio Estado el que generar las condiciones de empleo, crecimiento y diseñar condiciones de solidaridad para que, a partir de ellas exista un reparto del crecimiento y de los esfuerzos de forma equitativa y justa.

De esta manera, el Estado se convierte en un protagonista dentro del ámbito económico que busca convertirse en Estado de Bienestar, lo cual implica que haya un crecimiento en la prestación de servicios públicos tales como la salud, la educación, la seguridad, la asistencia y la vivienda. Además, se busca alcanzar el cumplimiento de los derechos laborales; la distribución de la existencia; un sistema impositivo progresivo y el pleno empleo, entre otros logros.

-Tomando como referencia quién y cómo se ejerce el poder político, se identifican dos formas de Estado:

1. Dictadura: estas formas de Estado, que por lo general se consolida a partir de un golpe de Estado –militar o cívico militar–, se caracterizan por el hecho de que el ejercicio del poder se concentra en manos de una sola persona o grupo selecto y que no suele tener reconocimiento jurídico.

En los Estados dictatoriales por lo general no existe una división de poderes y las decisiones suelen ser tomadas de manera arbitraria y en base a los intereses de determinados grupos y no a las necesidades de las mayorías. Sumado a esto, no existen mecanismos institucionales que le permitan a sectores opositores alcanzar el ejercicio de poder.

2. Democracia: en esta forma de Estado, en cambio, el poder es ejercido por el conjunto de la sociedad, por medio de la participación indirecta o directa, otorgándole legitimidad a quienes la representan. Cuando la democracia es directa, implica que son los miembros de la sociedad los que toman las decisiones. En las indirectas, en cambio, son los individuos elegidos por el pueblo los que tienen la facultad de decidir en nombre de la sociedad. A esta última forma de democracia también se la conoce bajo el nombre de representativa.

 

 

 

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.