Tipos de estadísticas



¿Qué son las estadísticas?

Dentro de la matemática se identifica la estadística, aquella rama que se encarga del estudio, recolección, análisis y representación de cuantitativos para, a partir de ellos, obtener conclusiones que permitan predecir posibles fenómenos, tomar decisiones, solucionar problemas, entre otras acciones.Dichos datos suelen ser tomados de muestras que sean representativas del universo que se precisa abordar.

Las estadísticas se han convertido en una herramienta básica para las áreas más diversas, como por ejemplo organismos públicos, empresas, organizaciones sociales. Todos ellos se vales de las estadísticas antes de llevar adelante acciones que resulten significativas y costosas.

Dos clases de estadísticas

En general se identifican dos grandes grupos dentro de las estadísticas y son los siguientes:

A. Inferenciales: esta clase de estadísticas son las que se utilizan para ir un paso más allá de los datos que se recolectan. Es decir, los datos funcionan como un punto de partida de la investigación, y lo que se hace es establecer relaciones entre ellos para de esta manera poder sacar conclusiones o deducir ciertas cuestiones que no están a simple vista.

Es por ello que también se las conoce bajo el nombre de “inductivas”. Los datos que se abordan en las estadísticas inferenciales son siempre obtenidos a partir de una muestra que sea representativa del universo que se requiera estudiar. Es por eso que aquí la probabilística resulta esencial para poder extrapolar los datos de la muestra a la totalidad del universo. Los datos de la porción abordada son entonces utilizados para describir y sacar conclusiones, por lo que resulta muy importante que la muestra esté bien diseñada, sino las conclusiones a las que se hayan llegado no serán correctas.

Es por medio de este tipo de estadísticas que los investigadores logran comprobar si las hipótesis planteadas son correctas o no. También son una herramienta muy útil para correlacionar fenómenos entre sí, o bien, para describir posibles escenarios futuros, ya que permiten hacer predicciones.

B. Descriptiva: en este caso, la técnica estadística sólo se utiliza para poder recabar datos, organizarlos y presentarlos de forma tal que resulten fáciles de transmitir y leer. Es por ello que en este caso se recurre a tablas, cuadros, gráficos, o cualquier otra visualización que resuma y haga legible una gran cantidad de datos que han sido recabados.

Al tener tanta información, los especialistas pueden utilizarlas para sacar promedios, medias, distribución, entre otros. Además de ello, por medio de la estadística descriptiva no sólo se puede describir un fenómeno, sino que también se lo puede comparar y relacionar con otros. Estas técnicas son muy utilizadas por los organismos públicos a la hora de abordar sobre qué población se trabajará y así saber ciertos rasgos básicos de sus habitantes, como por ejemplo edad, sexo, nivel económico y de estudios, entre otros datos.

En esta estadística entonces, la información arrojada es prácticamente numérica y fácil de tabular. Esto explica que en muchos casos esta técnica no se valga de muestras representativas, como el caso anterior, sino que aborda directamente al universo en su totalidad.



Las muestras y sus tipos

Se debe tener en cuenta que a la hora de diseñar una muestra existen distintas técnicas para hacerlo, algunas de ellas son las siguientes:

  • Aleatoria: en este caso todos los elementos del universo tienen exactamente la misma probabilidad de ser elegidos para formar parte de la muestra. Y lo que se hace es elegirlos de manera azarosa.
  • Por conglomerados: en este caso, en cambio, el universo se encuentra dividido en conglomerados y se toman al azar cierta cantidad de individuos de cada uno de ellos para de esta manera conformar la muestra.
  • Estratificada: a diferencia del caso anterior, en este, la muestra se hace tomando individuos de forma aleatoria de distintos estratos que se han identificado dentro del universo. Se debe tener en cuenta que en muchos casos los estratos tienen números de individuos que varían entre sí, por lo que es necesario tomar muestras de cada uno de forma que resulten proporcionales a su tamaño. En caso contrario, algunos estratos quedarán sobrerrepresentados en detrimento de otros.
  • Sistemática: en esta técnica, por último, a cada miembro del universo se le coloca un número y se elige un determinado miembro al azar. Al mismo tiempo, se elige un número al azar para ir seleccionando a los distintos miembros tomando ese número como distancia. Supongamos que el listado del universo tenga 100 elementos. Tomo el elemento número 5 y elijo al azar el número 3. Es decir que cada 3 elementos, seleccionaré uno, como se muestra en el siguiente ejemplo: 5, 8 ,11, 14, 17, 20… y así hasta el 100.


Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.