Tipos de empalmes



¿Qué significa empalme?

Los empalmes son uniones que asocian conductores para facilitar la continuidad de la corriente eléctrica. Deben cumplir obligatoriamente ciertos requisitos para que el cobre no se recaliente generando alteraciones en el circuito. El empalme puede darse entre cables gruesos, finos o incluso en casos determinados entre cables y alambres.

Clases de empalmes

Algunos de los tipos de empalmes más reconocidos son los siguientes:

-Empalme de alargamiento o prolongación: Son los que se utilizan para empalmar dos conductores de forma recta, es un tipo de empalme utilizado en las instalaciones al aire libre, en las superficies o que quedan a la vista, por su aspecto prolijo y su prolongación segura.

Son los empalmes más efectivos, ya que al no desviarse el camino de la electricidad como en el caso de los de derivación o los trenzados, la unión de los polos no sufre alteraciones. También son conocidos como empalmes eléctricos de doble torsión.

-Empalmes en forma de ‘T’ o en derivación: Son aquellos que se utilizan al momento de traspasar energía a alimentaciones aledañas, o particulares de la instalación central de electricidad. Su instalación debe ser muy minuciosamente llevado a cabo por personal adecuado y capacitado para tal efecto, ya que las vueltas tienen que estar lo suficientemente entrelazadas como para que la energía no se salga del camino trazado. Es utilizado con mucha frecuencia cuando el objetivo es un mayor ajuste mecánico.

-Empalmes de seguridad: Son aquellos que se utilizan, generalmente, para hacer una descarga a tierra de una fuente de energía. Son los que incluyen muchos artefactos eléctricos tales como las heladeras, y están recubiertos de un material aislante, para que el cobre no tome contacto con el esqueleto del aparato, pudiendo generar una descarga en la persona que lo accione. Los aislantes empleados son en la mayoría de los casos cintas plásticas, gomas protectoras, maderas artificiales no transmisoras o fibra de vidrio adaptada.

-Empalmes trenzados o entrelazados: Son los que se aplican cuando es necesario redireccionar energía en espacios reducidos, como cajas de paso, circuitos electrónicos muy pequeños o instalaciones subterráneas. Cuando concurren varios conductores, el empalme trenzado o entrelazado es un método seguro y efectivo para garantizar el servicio de energía sin riegos de recalentamiento o saturación de la central eléctrica.



-Empalmes de doble toma: Son los que se instalan cuando se requiere que de una central eléctrica sobresalgan dos o más caminos de energía. Deben contar con una instalación adecuada y con un correcto equilibrio de fuerzas, ya que de lo contrario pueden alterar el disyuntor o la térmica de instalación primaria.

-Empalmes de unión de toma doblada: Son un tipo de derivación sencilla, consistente en hacer una última bifurcación de energía al final de la línea que marca el camino inicial de la corriente. Ésta unión posibilita un adecuado contacto eléctrico y resistencia a la tensión mecánica, y también se utiliza con frecuencia cuando el cable derivado es más delgado que el cable padre, que es aquel que crea la fuente de la derivación futura.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.