Tipos de drogas y sus efectos



¿Qué son las drogas y cuáles son sus efectos?

Una droga es cualquier sustancia que ya introducida en un organismo con vida por cualquier medio, sea endovenosa, por ingestión, intramuscular e inhalación, es un causante que afecta al sistema nervioso central, generando una alteración física y/o psicológica, un cambio de un estado psíquico o la experimentación de sensaciones nuevas, o sea, es capaz de modificar la conducta de una persona, y tiene la habilidad de provocar dependencia en sus consumidores.

Estas materias primas generan a los individuos que las toman a reiterar su administración propia y no tienen ningún tipo de recomendación o aplicación médica.

Las drogas y sus efectos

Existen diferentes tipos de drogas que las personas utilizan para distintos fines. Algunas pueden ser:

-Tabaco: es una elaboración vegetal que se obtiene de hojas de Nicotiana tabacum, planta oriunda de la América tropical. Se consume mediante cigarrillos puros o pipa por la boca y son altamente adictivos gracias a la nicotina que contiene. Los cigarros están compuestos por el alcaloide nicotina y alquitrán.

Estimula al sistema nervioso -aunque en los fumadores ocasiona serenidad-, aumenta la frecuencia cardíaca, el flujo coronario, la presión arterial y la aceleración respiratoria, disminuye los sentidos del gusto y el olfato, ayuda a la concentración,  produce enfermedades cardíacas, entre otros efectos.

-Alcohol: son las bebidas que tienen etanol –alcohol etílico-, que pueden ser fermentadas de una cantidad abundante de azúcares (tales como vinos, sidra, cerveza, etcétera) y también destiladas con un aumento de la concentración alcohólica pura (como whisky, gin, vodka, ron, entre otras).

Los consumidores recurrentes se vuelven dependientes y, cada vez que toman, lo hacen en mayor cantidad ya que son más tolerantes y quieren los mismos efectos anteriores. La depresión de muchos centros cerebrales genera que se disminuyan las inhibiciones y tensiones, que el individuo tenga sensaciones de sociabilidad, verborrea y energía excesiva. Un consumo desmedido también sube la presión de las arterias y las posibilidades de un infarto, vómitos, cirrosis, entre otros.

-Cocaína: es un polvo compuesto por diminutos cristales que funciona como un estimulante potente del sistema nervioso central y proviene del alcaloide que se extrae de la planta Erthroxilon coca. Interviene en el proceso de reabsorción de la dopamina, un enviado químico encargado vinculado con la excitación, el movimiento y placer.

La forma de consumo es a través de la inhalación: cuanto más rápido se aspira pro la nariz, menor tiempo de efecto. Produce un aumento exagerado de la autoestima y confianza a sí mismo, elevación de la presión arterial, dilatación de pupilas, exaltación irritable, disminución de sueño y hambre, una suba de la temperatura del cuerpo, entre otros.



-Heroína: deriva químicamente de la morfina, una droga psicoactiva proveniente de la adormidera que está presente en el opio. Es altamente adictiva y se considera dentro de las sustancias depresoras del sistema nervioso central. Puede fumarse, aspirarse o inyectarse. Luego de la aplicación de la heroína, el consumidor siente una euforia junto a un enrojecimiento calido de la piel, brazos y piernas muy pesadas y sequedad en la boca.

-LSD: la dietilamida de ácido lisérgico, más conocido como ácido o pepa, es un alucinógeno que se consigue por la ergolina a través de preparados de laboratorio. Se consumen mediante un diminuto papel secante que se chupa o bien en cápsulas líquidas que se introducen en la boca.

El LSD altera el estado de ánimo, produce alucinaciones entre los treinta y noventa minutos del consumo, aumenta el ritmo cardíaco, distorsiona todos los sentidos, pérdida de la noción del tiempo y del sueño, entre otros, dependiendo de la cantidad que se haya adquirido.

-Marihuana: es una sustancia proveniente del hachis, del arbusto silvestre cannabis sativa. Suele fumarse, pero puede ser mezclada en comidas para que tenga mayores efectos. El componente más importante es el delta-9-THC que es lo que genera sus resultados. En las personas que la consumen se produce un enrojecimiento de los ojos, una afectación a la memoria, el juicio y la percepción, aumento del apetito, paranoia e inducción al sueño.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.