Tipos de DIU



¿Qué significa DIU?

El dispositivo intrauterino (DIU, según sus siglas) es uno de los métodos anticonceptivos más antiguos pero aún en la actualidad sigue siendo uno de los más eficaces. Su proceso es tan simple como amplio, ya que puede ser utilizado por mujeres de cualquier edad y grupo social, dado que su valor de mercado es relativamente bajo.

Actúa una vez instalado el dispositivo plástico con forma de T en el útero, donde permanece evitando la posibilidad de la concepción. Es importante distinguir que si bien impide el embarazo, no previene de enfermedades venéreas de trasmisión sexual como si hacen otros métodos.

DIU: dos clases

(DIU. Ilustración)

(DIU. Ilustración)

Dispositivo intrauterino de cobre:

Es el más duradero de los dos tipos de DIU, ya que tiene una banda de cobre que recubre el plástico. Tiene un periodo de implantación que puede llegar a los diez años, aunque en la generalidad de los casos es retirado antes de cumplido el plazo por prevención, y es reemplazado por uno nuevo.

Sin embargo, el principal problema con el que deberá lidiar la mujer portadora de un DIU de cobre es que suele provocar dolores durante la menstruación, además de hacer ésta más larga y desordenada. Otro de los problemas que conlleva es que puede llegar a producir pérdidas de sangre fuera del periodo menstrual, y que su portadora es más proclive a las infecciones de tipo vaginal.

La efectividad es siempre la misma, es decir que no disminuye progresivamente en el tiempo mientras sean respetados los tiempos y los preceptos médicos de control y prevención. Es un dispositivo reversible, que puede ser extraído una vez instalado y la mujer recuperará las posibilidades de la concepción.



Dispositivo intrauterino hormonal:

Es más moderno que el DIU de cobre, y libera periódicamente pequeñas cantidades de una hormona denominada levonorgestrel que impide el embarazo. Esta hormona es la que habitualmente contienen las pastillas anticonceptivas, y actúa de la misma forma que lo harían las hormonas naturales del organismo.

Tiene la misma efectividad que el dispositivo intrauterino de cobre, aunque su implantación, por ser de plástico –un material menos duradero- no se extiende más allá de los cinco años. Como punto a favor del DIU hormonal hay que señalar que es menos tendiente a generar infecciones vaginales, y que puede incluso colaborar en la regulación de la menstruación y a hacer de ésta un proceso hormonal natural del cuerpo menos doloroso. Al igual que el tipo anterior no requiere de seguimiento diario, sino solamente de controles periódicos.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.