Tipos de deshidratación



¿Qué significa “deshidratación”?

El cuerpo humano está compuesto por un 70% de agua en su peso, por lo que necesita de su presencia para ejercer las funciones en el organismo. El agua y las sales requeridas se obtienen de los alimentos y líquidos que están compuestos por ésta, por lo que una alimentación saludable contribuye a suplir este tipo de necesidades.

(La deshidratación ocurre cuando se toma menos agua de lo necesario)

(La deshidratación ocurre cuando se toma menos agua de lo necesario)

La deshidratación es una alteración en el nivel de agua y/o sodio que necesita el cuerpo para llevar adelante sus tareas con normalidad. Esta ocurre cuando es menor la ingesta a las necesidades del mismo.

La orina y la sudoración constituye dos procesos naturales del cuerpo en los que se elimina agua. Estar expuesto a ambientes muy calurosos, ejercitarse intensamente, las enfermedades gastrointestinales, no tomando las proporciones indicadas de líquido (H2O o bebidas rehidratantes) induce a caer en estados de deshidratación.

Los síntomas dependen de la gravedad del estado del cuerpo deshidratado, pero algunos de ellos son la falta de sudoración, los latidos cardíacos rápidos, la respiración rápida, fiebre, delirio o inconsciencia, desgano, nauseas.

Formas de deshidratación

Los tipos de deshidratación dependen de la concentración del sodio sérico, que es un mineral que se mide en la sangre, en función de la cantidad de agua. En las personas afectadas se habla de distintos niveles de deshidratación, que es diagnosticado por los profesionales médicos.

Es ligera cuando se pierde hasta el 12% del peso corporal y solo se siente sed; moderada cuando se pierde entre el 6 y el 30%, y hay sed, sequedad en la piel y mucosas, nauseas y vómitos, entre otros síntomas; y se considera severa cuando hay más del 30% de pérdida de peso corporal, en la que se intensifican los síntomas.

-Isonatrémica o isotónica

Es la más común y leve de todas. Los niveles séricos normales se encuentran en 130 y 150 mEq por litro. El nivel de líquido perdido es proporcional al de electrolitos (minerales). Para este tipo de deshidratación se recomienda la ingesta de bebidas rehidratantes. Con tratamiento, las funciones corporales se estabilizan dentro de las 24 horas.



-Hiponatrémica o hipotónica

Ocurre cuando la pérdida de agua es mayor a la perdida de sales minerales. Por ejemplo, esto sucede en la gastroenteritis, aunque sus causas están asociadas, además, a la exposición a altas temperaturas y al ejercicio físico intenso. Los niveles séricos de sodio son menores a 130 mEq por litro. También puede reemplazarse la pérdida de líquido dentro de las 24 horas de tratamiento.

-Hipernatrémica o hipertónica

Se refiere a la superación de la pérdida de sales que a la de agua. En este caso los niveles séricos de sodio son mayores de 150 mEq por litro. Uno de sus síntomas es la textura típica de la piel producida por la falta de agua en el interior de las células. En algunos casos de diabetes suelen presentarse este tipo de deshidratación. El mal uso de diuréticos acompañado de una dieta baja en sodio influye a caer en este cuadro. El mejoramiento se da antes de las 72 horas de tratamiento.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.