Tipos de desastres naturales



Los desastres naturales ocurren cuando los fenómenos naturales (eventos sucedidos sin la intervención humana) superan los índices para los cuales el hombre está preparado y por lo tanto tiene consecuencias muy desfavorables para él.

Distintas ciencias han desarrollado estudios pertinentes para analizar en qué zonas del mundo hay más peligro de que ocurran estos desastres naturales, por lo que hay determinadas lugares de mayor o menor riesgo.

(Las sequías son desastres naturales)

(Las sequías son desastres naturales)

Sin embargo, no todo puede prevenirse: se han dado eventos absolutamente inesperados que sorprendieron a la población y a los científicos del mundo. Por otro lado, algunas veces a pesar de las alertas que la naturaleza da, hacerles caso significaría resignar actividades que dejan negocio a las personas o a los Estados, por lo que se hacen caso omiso y luego las consecuencias son terribles.

Desastres naturales: tipos y clasificación

La ONU realiza una diferenciación entre los desastres producidos por el hombre (los tecnológicos) y los estrictamente naturales, pero se vuelve un poco difusa cuando un evento se califica como desastre si tiene consecuencias desfavorables para un ser humano que ya ha demostrado estar capacitado para reducir esos efectos. La clasificación de los desastres naturales se efectúa de acuerdo a la causa que los genera:

Desastres hidrometeorológicos: Eventos del tipo de desastres que se originan en cualquier concentración de agua, o por fenómenos climáticos. Suelen poder predecirse y hacer algo para evitar su repercusión negativa. Incluye a:

  • Heladas: Temperaturas bajísimas, que pueden provocar enfermedades a las personas así como afectar animales o vegetaciones.
  • Sequías: Por precipitaciones insuficientes, se genera una deficiencia en la humedad de la atmósfera. En principio afecta a la vegetación y a los animales, pero si prosigue puede repercutir en las personas.
  • Inundaciones: Debido a fuertes precipitaciones o a caudales extraordinarios en embalses o ríos, el agua invade las zonas de tierra. Cuanto mayor sea la pendiente, más problemas traerá al lugar donde desemboque, causando daños muy importantes.
  • Tormentas: Fenómenos derivados de la actividad eléctrica en la atmósfera, en general acompañada de fuertes lluvias. En zonas boscosas puede realizar una descarga muy fuerte que derribe árboles o afecte a las personas.
  • Tornados: Fuertes masas de vientos que se desplazan formando hondas giratorias llevándose todo lo que encuentran. Se conocen las partes del mundo en las que aparecen con mayor fuerza, y pueden anticiparse.

Desastres geológicos: En su parte interior o en su parte superficial, la tierra genera irregularidades que pueden producir catástrofes naturales. Dentro de esta categoría aparecen:



  • Sismos, terremotos y tsunamis: Movimientos en la corteza terrestre que acumulan una energía, solo posible de ser liberada en forma de ondas que se transmiten a la tierra generando vibraciones y movimientos. Si llega a una parte terrestre será un terremoto (medido por la escala de Richter) y si cae en una parte de mar, será un maremoto (si es de gran magnitud y acompañado de olas, un tsunami).
  • Erupciones volcánicas: Movimiento en el interior de un volcán que expulsa de magma, cenizas y gases para arriba, llegando deslizándose por la ladera e incinerándolo todo.
  • Aludes o aluviones: Masas de nieve (en el primer caso) y de hielo o lodo (en el segundo) que se deslizan hacia abajo por la ladera de una montaña.

Desastres biológicos: Por alguna razón relacionada con algún animal, bacteria o vegetal, se produce un problema grave (de salud o de abastecimiento) para las personas de una sociedad. Puede ocurrir de dos modos

  • Plagas: Ciertos animales producen problemas en las cosechas, echando a perder grandes cantidades de vegetales y produciendo una crisis alimentaria en las personas.
  • Epidemias: Una enfermedad extremadamente peligrosa y contagiosa se propaga por una sociedad, pudiendo llegar a distintos lugares afectando a porciones importantísimas del mundo (como es el caso de la peste negra, que en el siglo XIV mató a un tercio de la población europea).

Algunos afirman la existencia de un cuarto grupo: los desastres tecnológicos. Allí se ubican los incendios, las explosiones, los derrames de sustancias químicas en ríos o lagos y la contaminación ambiental, que la naturaleza responde a alteraciones químicas que el hombre realiza sobre ella. Como la definición de desastres naturales se hace por la negativa (‘sin la intervención humana’) y en estos casos la causa es totalmente humana, resulta más pertinente calificarlos como tecnológicos.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.