Tipos de demencia



¿Qué es la “demencia”?

Se conoce como demencia a un deterioro cognitivo que se presenta como un síndrome de alteración de las funciones mentales, por lo común involucra a la conducta, el lenguaje o la memoria. El deterioro cognitivo puede alcanzar distintos grados hasta llevar a la muerte, y la demencia se hace más recurrente en los casos de personas mayores a los 65 años.

(La demencia es un deterioro cognitivo)

(La demencia es un deterioro cognitivo)

La neuropsicología es la rama de la neurología que se encarga de diagnosticar este tipo de enfermedades. En los casos más marcados esto no resulta difícil ya que hay signos inequívocos  (por ejemplo, desorientación, lenguaje incomprensible), pero en los casos leves puede ser confundida con otras formas de alteración cognitiva o trastornos de las funciones mentales asociados a la edad (como la disminución de la memoria).

Se debe tener en cuenta que el síndrome de la demencia a menudo no aparece solo, sino asociado a alguna enfermedad somática o a cuestiones de orden psíquico.

Formas de demencia

-Enfermedad de Alzheimer:

Es el tipo más común de demencia y suele aparecer en las personas mayores de 60 años (por lo que a veces se la designa como demencia senil, aunque estrictamente no es lo mismo) o en individuos con antecedentes familiares. Se caracteriza por afectar principalmente la memoria, comenzando por olvidos ocasionales y de a poco va afectando a todo el conjunto de neuronas vinculadas con esa función, lo que también incluye los procesos cognitivos de aprendizaje, de lenguaje y emocionales.

-Demencia del lóbulo frontal:

En este caso, se producen alteraciones de los comportamientos. En general se manifiesta con apatía, desinhibición, cambios en los hábitos alimenticios.  Como lo indica su nombre, esta demencia obedece a la degeneración del lóbulo frontal del cerebro, y esta suele producirse más rápido que en el caso del Alzheimer.

-Demencia inducida por alcohol:

Con una intensidad variable, se caracteriza por un deterioro de las capacidades intelectuales. Se pierde el autocontrol y la capacidad de pensamiento abstracto. No debe confundirse con la deficiencia cognitiva leve relacionada con la dependencia del alcohol.

-Demencia subcortical:



Aparece en las enfermedades neurológicas como la de Huntington o la de Parkinson. Hay una lentitud cognitiva, con muchas dificultades para resolver problemas. En este caso, las capacidades del lenguaje se conservan hasta las fases finales de la enfermedad. Los síntomas son bastante parecidos a los de la esquizofrenia tipo II.

-Demencia multiinfarto:

Su frecuencia aumenta con la edad, y el número de personas que la sufren es cada vez mayor. Sin embargo, el reconocimiento de que los infartos múltiples no son el único causante de esta demencia está reemplazando este concepto por el de demencia vascular.

-Demencia vascular:

En la mayoría de los casos, causada por los accidentes cerebrovasculares, pero los problemas arteriales también pueden ser causantes de este síndrome. Muchas veces coexiste con la enfermedad de Alzheimer, pero es muy distinta a la demencia de este tipo, porque no tiene un deterioro continuo sino que tiene momentos de estabilidad.

-Demencia por cuerpos de Lewy:

Hay alucinaciones en los sentidos y alteraciones del sueño. Se corrobora inestabilidad y temblores en el cuerpo, y también  hay cambios en el comportamiento. No existe aún una cura para esta categoría; los pacientes deben ser tratados por personal especializado por su potencial rechazo a recibir los medicamentos.

Artículos Relacionados

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Comments are closed.